CRIMEN Y CASTIGO

El joven que dejó en coma a su tío: «No he acabado con él, lo tengo que matar por maricón»

La Fiscalía de Granada pide 23 años de prisión para el por agredir brutalmente a su tío con la intención de quitarle la vida.

El joven que dejó en coma a su tío: "No he acabado con él, lo tengo que matar por maricón"
Violencia, agresión, mano y piedra. EP

Ni olvido, ni perdón ni el mínimo arrepentimiento («Somos los reyes de la noche»: así se presentaba la Manada de ecuatorianos que violaban latinas).

La Fiscalía de Granada ha pedido 23 años de prisión por tentativa de asesinato al joven de 21 años al que acusa de haber apaleado en Vélez de Benaudalla a su tío, al que dijo a sus vecinos que tenía que «matar por maricón».

El fiscal pide para este joven una orden de alejamiento a al menos 500 metros y de prohibición de comunicación por 25 años con la víctima, que ingresó en coma en el hospital tras los hechos.

La víctima huyó luego hacia la calle «si bien el investigado lo persiguió y, tras alcanzarlo, lo tiró al suelo y continuó propinándole patadas en la zona torácica y varios y reiterados golpes en la cabeza con una piedra, con clara e inequívoca intención de causarle la muerte».

Posteriormente, lo habría arrastrado por el suelo y dejado «tumbado en el suelo sobre un gran charco de sangre en mitad de la vía pública, gravemente herido».

«Eso te pasa por maricón», repitió el investigado en varias ocasiones a la llegada de los vecinos y de los agentes de la Guardia Civil personados, según hace constar el fiscal. «No he acabado con él, lo tengo que matar por maricón».

La vida del agredido estuvo en riesgo como consecuencia de los golpes, que le causaron «heridas muy graves a nivel neurológico».

Tras un reconocimiento cuando continuaba en situación de coma vigil, no se pueden «establecer el tiempo de curación ni las secuelas definitivas hasta transcurrido un año, si bien es previsible que puedan restar de forma permanente trastorno cognitivo y daño neuropsicológico en grado grave», así como secuelas motoras y estéticas.

El fiscal indica que en el acusado concurren las circunstancias agravantes de «obrar por motivos de discriminación referente a la identidad u orientación sexual de la víctima» y de parentesco.

Está previsto que los hechos sean enjuiciados en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído