Emma Rhys-Jones (26), el único amor de su vida y madre de sus dos hijas, Alba Violet, de 3 años

Los goles de Gareth Bale tienen nombre de mujer

Los goles de Gareth Bale tienen nombre de mujer
Gareth Bale dedica uno de sus goles con el Real madrid a Emma Rhys-Jones. RM

El ritual casi siempre es el mismo. Tras marcar, el futbolista del Real Madrid corre raudo y veloz hacia la cámara más cercana mientras mueve sus manos, colocando los dedos en forma de corazón.

Detrás del romántico gesto se encuentra Emma Rhys-Jones (26), el único amor de su vida y madre de sus dos hijas, Alba Violet, de 3 años, y su recién nacida, Nava Valentina.

Se conocieron a los once años, cuando ambos cursaban sus estudios en el Wintchurch High School de Cardif, y desde entonces no se han separado, convirtiéndose en una de las parejas más solidas del universo del balompié.

La humildad de Gareth Bale (26), quien creció en un entorno alejado del lujo y el dinero, junto con el profundo sentido de la familia que tiene Emma, quien no se encuadra en el prototipo de otras WAGs, son dos factores clave a la hora de formar este rígido núcleo familiar.

Aunque con la llegada del jugador galés al Real Madrid algunos pensaron que su chica sería la perfecta sustituta de Victoria Beckham, lo cierto es que la personalidad de Rhys-Jones no tiene nada que ver con la ex Spice Girl.

Emma lleva la discreción por bandera y se siente cómoda en un segundo plano cuando acude junto a su pareja a algún evento. Estos actos suelen ser mínimos, ya que Bale tampoco disfruta con una elevada exposición pública.

«Es una mujer completa y familiar». Así define a Emma su abuela Grace Rhys-Jones, mientras que Theresa Thomas, vecina de ellos en Cardiff, explica:

«Es una pareja normal a la que le ha sucedido algo extraordinario».

Estas palabras ensalzan la condición humilde de ambos, quienes no han cambiado un ápice pese a los diez millones de euros que cobra el galés, según revelan personas de su entorno.

Morena, natural y muy estilosa, Emma Rhys-Jones es la segunda de cinco hermanos, a los que se encuentra muy unida. Tanto que son habituales sus viajes a Gales para visitar a su familia.

A pesar de gozar de una consolidada relación, aún no han consumado su amor en el altar. La única vez que lo intentaron fue en el verano de 2013.

Sin embargo, finalmente se vieron obligados a posponer la boda por la inesperada detención del padre de Emma, Martin, como sospechoso de fraude y blanqueo de dinero a nivel mundial.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído