MATÓ A SU CUÑADO POR PEGAR A SU HERMANA

«La Ley gitana prohíbe a una mujer denunciar los maltratos de su esposo»

El procesado ha relatado al tribunal los continuos malos tratos a los que su cuñado sometía a su hermana

Un acusado de matar a su cuñado de un tiro ha asegurado en el juicio que lo hizo por las continuas agresiones a las que sometía la víctima a su hermana y ha denunciado que en «la Cultura gitana, por desgracia, una mujer no puede denunciar a su marido si le maltrata porque sigue perteneciendo a él».

José Antonio C.M., de etnia gitana, se sienta desde este 10 de diciembre de 2012 en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de homicidio con la atenuante de colaboración. La Fiscalía de Madrid solicita que se le condene a diez años de prisión.

En la exposición previa de la acusación, el abogado defensor ha reclamado que los hechos se califiquen de homicidio imprudente, ya que su cliente no tuvo intención de matar a su familiar, es decir, no hubo dolo en su acción. Mientras que la familia del fallecido ha solicitado que el crimen sea considerado un asesinato alevoso.

El procesado ha relatado al tribunal los continuos malos tratos a los que su cuñado sometía a su hermana y cómo está se ocultaba a menudo en casa de algún familiar para que él no la encontrara. Sin embargo, al final le perdonaba y volvía con su marido.

«Según la Ley gitana, aunque una mujer sea maltratada, sigue perteneciendo a su marido. En la cultura gitana, un gitano no denuncia a otro ni una mujer denuncia a su marido si le agrede», ha señalado el acusado.

Sobre el crimen, ha contado que la noche del 18 de julio de 2009 se encontraba en su casa cenando cuando de repente un familiar avisó por el telefonillo acerca de que su padre está corriendo como un loco y dando gritos. «Escuché por la ventana, ¡Socorro que me mata! Indefenso decidió coger una escopeta y bajé», ha señalado.

«Vi como tenía a mi hermana cogida del cuello con un cuchillo y a mi padre pidiendo socorro. Él empezó a acercarse y a ganarme terreno. Entonces el arma se me disparó y por desgracia le di en la rodilla2, ha relatado el hombre, quien inmediatamente después salió corriendo y se entregó en comisaría.

RELATO DEL FISCAL

Los hechos se produjeron sobre la medianoche del 18 de julio de 2009 cuando el procesado inició una discusión con su hermana y su cuñado en la calle Tánger de Madrid, en el distrito de Vallecas. Tras ello, subió a su casa y cogió una escopeta, bajando de nuevo a la calle.

Así, disparó a su cuñado en la pierda izquierda, seccionándole la arteria poplíea provocándole una fuerte hemorragia y parada cardiorrespiratoria que le ocasionó a los pocos minutos la muerte,

Tras ello, el cuñado se entregó a la Policía municipal y manifestó ser el autor de los disparos

 

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído