Dos mossos se querellan contra Asuntos Internos

Dos agentes del Cuerpo de Mossos d’Esquadra, uno de ellos retirado, han interpuesto una querella criminal contra tres miembros de la División de Asuntos Internos por presuntamente acusarles falsamente de detención ilegal y hurto, delitos por los que estuvieron en prisión preventiva y de los que ahora han sido absueltos.

En rueda de prensa, uno de los abogados defensores, Marcos García Montes, ha criticado este martes el atestado que hicieron desde Asuntos Internos, que fue determinante para que el juez decretara prisión preventiva, por ser «variopinto, heterodoxo y denigrante» y estar plagado de «falsedades e irregularidades».

El abogado que ha redactado la querella, Josep María Fuster-Fabra, ha explicado que los dos agentes hicieron un servicio habitual, deteniendo a un delincuente reincidente en la zona del Gòtic de Barcelona, y que éste les acusó de haberle robado y de detención ilegal. Estos hechos desencadenaron la investigación de Asuntos Internos.

Para Fuster-Fabra, era «razonable» abrir una investigación, pero no detenerles y que ingresaran en la cárcel Modelo de Barcelona, donde no hay módulo de funcionarios, y no desde un primer momento en Quatre Camins, que sí lo tiene.

Para el abogado, hay elementos objetivos «suficientes» para que como mínimo se investigue cómo hicieron las diligencias los tres agentes de Asuntos Internos, ya que el atestado fue tan «brutal» que el juez decidió enviarles a prisión. Además estuvieron suspendidos 11 meses de empleo y sueldo.

García Montes ha considerado que la actuación de Asuntos Internos, que depende directamente de la dirección política de los Mossos d’Esquadra, no se puede descontextualizar de la época en que ocurrió, en 2008, cuando no era raro ver cada día en la prensa «que los mossos eran los malos de la película».

En este sentido, uno de los dos agentes implicados, Albert Mesa, ha opinado que les ha tocado vivir «una época de posible limpieza del cuerpo» y ha asegurado que todavía hoy siguen presionados. «Nos tienen ganas, parece que seamos una molestia», ha lamentado.

PRIMERA QUERELLA CONTRA ASUNTOS INTERNOS

El secretario general del SPC, sindicato que ha prestado sus servicios jurídicos a los dos mossos, David José, ha confirmado que se trata de la primera vez que se presenta una querella criminal contra Asuntos Internos y ha criticado que los dos agentes han sufrido un «auténtico drama humano».

Según José, las secuelas «psicológicas, familiares y personales difícilmente son irreparables». Además, ha cargado contra Asuntos Internos porque es la única división con un «control directo» de los responsables políticos del Cuerpo.

Los dos agentes han estado bajo tratamiento psiquiátrico y uno de ellos tiene incapacidad absoluta y el otro está de baja. Para Albert Mesa, si la Audiencia de Barcelona les ha considerado inocentes y si la sentencia es firme, porque nadie la ha recurrido, los responsables de esta «instrucción desastrosa» deben responder ante la justicia.

La querella se presentó la semana pasada en un juzgado de Barcelona por acusación y denuncia falsa, detención ilegal, coacciones, falsedad documental y delito de tortura y contra la integridad moral, contra un inspector, un sargento y un cabo.

Sobre si la querella se podría extender a algunos responsables políticos que pudieron dar la orden a los agentes de Asuntos Internos, Fuster-Fabra ha explicado que de momento no tienen pruebas y que todo dependerá de lo que declaren los querellados, aunque ha puntualizado que «cualquier persona que pudiera dar una orden por este asunto que no esté ajustada a la legalidad deberá responder».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído