Por todo lo alto

Brígida Gallego

Hay que distinguir entre a arruga fina y una arruga más gruesa

Tu cuello se empieza a arrugar a partir de los 40

Es una zona que nos olvidamos tanto de hidratar como de proteger

Cuello

A partir de la cuarta o quinta década de nuestra vida, es cuando las mujeres nos empezamos a preocupar por las arrugas del cuello. Estas arrugas aparecen principalmente por ser una zona de flexión y extensión continua durante nuestro día a día. Además, es una zona que nos olvidamos frecuentemente tanto de hidratar como de proteger y, al ser muy expuesta a las radiaciones solares, el fotoenvejecimiento es muy visible.

Hay que distinguir entre la arruga fina que aparece como consecuencia del daño que se produce en las estructuras más superficiales de la piel, habitualmente en relación al abuso de la exposición solar o el hábito del tabaco; y una arruga más gruesa generalmente relacionada con la pérdida de elasticidad y el descolgamiento que aparece en etapas más avanzadas como consecuencia de la edad o tras importantes pérdidas de peso.

El Doctor José María Franco asegura que “las primeras arrugas suelen precisar de un tratamiento abrasivo. Para ello, es especialmente útil el láser de CO2 fraccionado para realizar un Resurfacing de la zona al igual que se utiliza también en cara y escote”.

Actualmente el tratamiento más innovador para este tipo de arrugas es la técnica de la inyección de microinjertos de grasa propia de la paciente, terapia que se conoce con el nombre de Nanofat, y cuya técnica consiste en la infiltración intradérmica de pequeñas cantidades de tejido adiposo que mediante un sistema de filtrado se inyecta en un estado casi líquido.

Cuello Dr Franco

Si el problema es mayor y además de las arrugas, sufres flacidez y descolgamiento de la piel del cuello, debemos acudir a quirófano para realizar un lifting de cuello, particularmente quisiera destacar en este aspecto que no soy nada partidario de los hilos tensores a este nivel anatómico.

“En ocasiones es necesario combinar varias de las técnicas (láser, lipofiling, cirugía…) Para conseguir el resultado deseado. Mención aparte merecen los pliegues que en ocasiones encontramos en la zona central del cuello y que corresponden a las bandas del músculo platisma. En este caso, si no se desea la opción quirúrgica, se puede mitigar el efecto de estas bandas mediante la infiltración con toxina botulínica, produciendo así la relajación del músculo y disminuyendo la visualización de las mismas” nos cuenta el Doctor José María Franco.

El Dr. José María Franco está considerado por la prestigiosa web de salud TOPDOCTORS como uno de los 50 mejores Cirujanos Plásticos de España.

Suma años de experiencia en el campo de la cirugía estética de nuestro país siendo considerado uno de los cirujanos plásticos más respetados en el campo de la cirugía mamaria, sin olvidar sus logros en remodelación corporal, cirugía facial y también en tratamientos sin cirugía como bótox y ácido hialurónico.

Clínica FG
Doctor José María Franco Góngora
Cirugía Plástica y Estética
General López Pozas, 10 Madrid
m.644-043-460

www.doctorfrancogongora.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Brígida Gallego

Queridos amigos, a través de este blog os inundaré de propuestas irresistibles para que disfrutéis de lugares con encanto, inolvidables escapadas, secretos de moda y belleza, eventos con glamour… y mucho más

Lo más leído