REDES SOCIALES Y FAKES

Certezas y patrañas de la pelea viral entre la madre elefante y el búfalo

Qué hay de verdad y qué hay de mentira en las imágenes de este 'combate a muerte'

Certezas y patrañas de la pelea viral entre la madre elefante y el búfalo
La secuencia de la madre elefante defendiendo a su cría contra un búfalo. NG

Hay que andarse con mucho cuidado, porque en este vertiginoso mundo de las redes sociales hay mucho listo y te la cuelan en un santiamén (Cierran la playa de Landévennec, en la Bretaña francesa, por culpa de un delfín que intentaba tener sexo con los bañistas).

El tuit, con las cuatro imágenes de una supuesta pelea entre una madre elefante y un búfalo que había embestido a su cría, se ha hecho viral a lo bestia (El animal más peligroso del Zoo no es el león, el oso o la serpiente… es este).

Y aqui viene lo bueno: las imágenes son verdaderas, el montaje es falso.

Las cuatro imágenes son reales. El montaje invita a pensar que el búfalo embistió a la cría, la dejó en el suelo y a continuación el elefante se cobró su venganza haciendo volar por los aires al agresor ante la mirada del resto de sus crías.

Sin embargo, pertenecen a dos episodios distintos, capturados por fotógrafos diferentes en años dispares.

Las dos primeras imágenes fueron tomadas por Conrad Cramer en agosto de 2014. El fotoperiodista de National Geographic capturó el momento en el que un búfalo se llevó por delante a una cría de elefante.

Según reportó Barcroft Media en aquel entonces, el elefantito estaba bebiendo agua de un pozo en el Parque Nacional de Elefantes Addo en Sudáfrica cuando se percató de la presencia del búfalo.

Molesto con su presencia y amenazado por los cuernos de un potencia depredador, el pequeño animal tomó la decisión de enfrentarlo para ahuyentarlo.

El relato, contado por el propio Cramer, detalló el momento en el que la cría de elefante corrió hacia el búfalo con las orejas levantadas, una técnica habitual en adultos.

El búfalo reaccionó embistiendo al pequeño, y el resto de elefantes que estaban alrededor no hicieron nada para impedirlo.

«Parecían verlo como una lección de vida que el joven tenía que aprender».

La cría no terminó herida como podría adivinarse en las fotografías.

Las otras dos fotos, parte de otro episodio, también son reales. Sin embargo, el contexto es diferente. No pertenecen a la misma escena.

Estas dos fueron tomadas por la norteamericana Kimberly Maurer en un viaje a Kenia en enero. La fotoperiodista de Texas capturó una secuencia de fotografías durante un trayecto con un guía por Masái Mara, una reserva natural protegida.

En el relato que compartió Maurer, dejó claro que el elefante comenzó a pasear hacia ella seguido de sus crías. Mientras tanto, un búfalo dormido debajo de un árbol se percató de la presencia del resto de animales y alzó la cabeza para acto seguido incorporarse y caminar en dirección hacia el grupo.

El movimiento resultó amenazante, y la mamá elefante levantó la trompa para advertir al búfalo. Este ignoró el movimiento, y juntaron las cabezas en señal de desafío. Siempre de acuerdo al relato de Maurer, el búfalo cayó de rodillas, momento en el que el elefante aprovechó para abalanzarse sobre él, levantarlo y tirarlo por los aires ante la mirada de sus crías.

Maurer reveló que sus chillidos, el llanto del búfalo y el estruendo del golpe «debió haber despertado a varios animales». El elefante se llevó a sus crías dejando al búfalo herido, que murió a causa de los tremendos golpes.

En definitiva, la escena del tuit es falsa. La pelea entre un búfalo y una cría que le provocó ocurrió en 2014 en Sudáfrica sin heridos. La otra pelea tuvo lugar en enero en Kenia, y terminó con el búfalo muerto.

De hecho, el tuit ni siquiera es original. Un periodista canadiense que escribe sobre baloncesto en un portal de deportes ya publicó dicha secuencia en noviembre de 2016. La ocurrencia le valió 16.200 retuits y 26.536 me gustas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído