El fabricante de móviles chino ZTE gana un 21,8% más pese al impacto de las restricciones en EEUU

El fabricante de terminales móviles chino ZTE Corporation obtuvo en 2015 un beneficio neto de 3.208 millones de yuanes (435 millones de euros), lo que supone un 21,8% más que 2014, pese al impacto que han tenido en sus cuentas las restricciones impuestas a su actividad en Estados Unidos.

Los ingresos de la compañía china en el conjunto del ejercicio alcanzaron los 100.186 millones de yuanes (13.592 millones de euros) el pasado año, lo que supone un 23% más respecto a los 81.471 millones de yuanes (11.051 millones de euros) del año anterior.

El anuncio de las restricciones en Estados Unidos, que obligó a ZTE a retrasar la publicación de sus resultados de 2015, ha obligado a la compañía a revisar a la baja los datos de ingresos y beneficio operativo del ejercicio, lo que a su vez ha lastrado el beneficio neto.

Así, antes de conocerse el impacto de la investigación del Departamento de Comercio de EEUU, el beneficio neto de ZTE en 2015 era de 3.779 millones de yuanes (513 millones de euros), un 43,5% más en que 2015.

La empresa china explica que está cooperando actualmente con las autoridades estadounidenses en la investigación, que podría dar lugar a responsabilidades civiles o criminales según la legislación de Estados Unidos, con el fin de resolver estas cuestiones «lo antes posible».

En este sentido, ZTE recomienda a accionistas y potenciales inversión que sean cautos a la hora de operar con sus acciones, dado que el resultado final de la investigación es «muy incierto».

Por otro lado, destaca que el incremento de los ingresos refleja principalmente el aumento de los relacionados con productos de acceso óptico y de sistemas 4G, tanto el mercado doméstico como internacional. Además, remarca el buen comportamiento de sus dispositivos en ambos mercados y el rápido crecimiento de los proyectos de smart cities y del negocio de centros de datos.

En esta línea, también subraya que los gastos financieros descendieron «sustancialmente» en 2015, gracias a que el grupo mejoró su control y optimizó su estructura de deuda, y resalta el importante crecimiento del flujo neto de cala de actividades operativas.

Por otra parte, ZTE, que ha propuesto un dividendo en efectivo de 2,5 yuanes (antes de impuestos) por cada 10 acciones en propiedad, ha solicitado a la Bolsa de Hong Kong que se reanude la cotización de sus acciones desde este 7 de abril, después de que fuera suspendida el pasado 7 de marzo tras conocerse las restricciones en EEUU.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído