El fraude en su filial surcoreana reduce en 64 millones el beneficio de ABB en 2016, hasta 1.899 millones

El grupo suizo de ingeniería ABB ha visto reducido su beneficio neto de 2016 en 64 millones de dólares (60 millones de euros) por el impacto de la malversación de fondos detectada en la filial surcoreana de la multinacional, que ganó 1.899 millones de dólares (1.780 millones de euros) el año pasado en vez de los 1.963 millones de dólares (1.840 millones de euros) inicialmente estimados, según ha informado la empresa, cuyo resultado baja un 1,7% en relación a 2015.

«En febrero de 2017, ABB descubrió actividades criminales en su filial de Corea del Sur que implica un ajuste en los estados financieros a 31 de diciembre de 2016», indicó la multinacional domiciliada en Suiza, que ha cifrado el impacto de estas irregularidades en su beneficio neto en un total de 64 millones de dólares descontando el cobro de seguros e impuestos.

ABB ha cifrado en 73 millones de dólares (68 millones de euros) el impacto bruto de la malversación de fondos en su unidad surcoreana, una cifra inferior a los 100 millones de dólares (94 millones de euros) estimados inicialmente cuando la compañía anunció a finales del pasado mes de febrero que había descubierto «una sofisticada trama» para la malversación y apropiación indebida de fondos en su filial de Corea del Sur.

Como consecuencia de la investigación abierta a raíz de esta circunstancia, ABB retrasó la publicación de sus cuentas hasta este lunes, en vez del 23 de febrero como tenía previsto.

En 2016, la compañía suiza registró un volumen de pedidos de 33.379 millones de dólares (31.286 millones de euros), una cifra un 8,4% inferior a la del año anterior, mientras que su facturación bajó un 4,6%, hasta 33.828 millones de dólares (31.707 millones de euros).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído