Previsiones de Exceltur

El sector turístico crecerá por debajo del PIB español por segundo año consecutivo

El Producto Interior Bruto (PIB) turístico crecerá un 1,6% en el conjunto de 2019, una tasa inferior a las previsiones de crecimiento de la economía española, que se sitúan en un 2,4%.

El sector turístico crecerá por debajo del PIB español por segundo año consecutivo
Turistas RS

Muy mañas noticias para el sector. El turismo vuelve a desinflarse: crecerá por debajo de la economía española por segundo año consecutivo. En concreto, la actividad del sector aumentará un 1,6% a cierre de este año, una tasa inferior a las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), que se sitúa en 2,4%, según el lobby turístico Exceltur, según recoge la autora original de este artículo Carolina Mundi en okdiario y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

La organización ha constatado la tendencia del sector que, pese a encadenar siete años consecutivos de crecimiento, ha desacelerado su crecimiento. «Vemos una progresiva desaceleración de la actividad turística en España. El PIB del sector crece por debajo de la economía y, un año más e insólitamente desde hacía años, por segundo año consecutivo. Se levanta el velo que nos tenía absortos de unas desgracias ajenas que nos han beneficiado en un pasado muy reciente y han propiciado un mayor inmovilismo de las empresas turísticas», ha afirmado José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur.

Lo cierto es que España no ha conseguido frenar la recuperación de Turquía y Egipto, que han resurgido tras difuminarse la amenaza terrorista. La recuperación de los destinos del Mediterráneo Oriental ha tenido un impacto en los mercados emisores tradicionales de España, con Alemania y Noruega a la cabeza: las pernoctaciones del mercado germano se han desplomado en el segundo trimestre un 8,7%; mientras que el mercado nórdico registra una caída del 7,8% respectivamente.

Ankara y El Cairo se han convertido en los principales competidores de los destinos de sol y playa españoles, fundamentalmente las Islas Canarias y las Islas Baleares. En un lado de la balanza, Turquía ha crecido un 11%, con la llegada de más de 1,3 millones de turistas hasta junio; mientras que Egipto ha registrado un incremento del 45,7% gracias al aumento de la oferta hotelera y al refuerzo de la programación de vuelos por parte de los touroperadores.

En contrapartida, los destinos vacacionales de la costa registran pérdidas en el segundo trimestre, ya que la demanda extranjera supera el 50% en Andalucía y Cataluña, y el 80% en Canarias y Baleares. «Aunque ha aumentado la demanda española en parte de los destinos de ‘sol y playa’, este aumento no ha sido suficiente en los meses de inicio de la temporada de verano para compensar la notable caída de la demanda extranjera, que se eleva hasta el 2,7%, lo que significa una pérdida de 980.000 pernoctaciones», ha apuntado Óscar Perelli, director de Estudios e Investigación de Exceltur.

La tendencia continuará a cierre de año por la prolongación de la recuperación de Turquía y Egipto, según las previsiones de Exceltur. Algo que se sumará a la ralentización de la economía internacional, que impactará en el consumo de los hogares y en el gasto turístico en los destinos españoles.

Exceltur urge al Gobierno a invertir en los destinos vacacionales

Con este escenario, Exceltur ha subrayado la importancia de impulsar la inversión y el ciclo de un crecimiento de turismo sostenible en los destinos vacacionales. «Se hace cada día más urgente. Estos destinos suponen cerca del 60% de la actividad turística española, son las grandes fábricas del turismo español».

Así, desde el lobby han advertido que hay que ser cautos con los datos que ha proporcionó la ministra de Turismo, Reyes Maroto, la semana pasada. Según el Gobierno, España volverá a batir récord en verano y recibirá a 29,6 millones de turistas extranjeros, lo que supone un repunte del 1,7%. Sin embargo, Exceltur avisa de que «no hay que olvidar que estamos en época de campaña electoral y que ahora no hay verdades absolutas».

El sector turístico espera la formación de un Gobierno cuanto antes, porque aunque la incertidumbre política no afecta «de momento» al turismo, «esta situación no es sostenible en el tiempo necesariamente. No beneficia a la economía española, aunque no afecta a la afluencia de turistas. Lo que sí es deseable es que tengamos un nuevo gobierno con un nuevo presupuesto para abordar estos retos de transformación de los destinos, en complicidad con las comunidades autónomas, los ayuntamientos y el sector privado».

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído