Los inmolados del 11-M de la SER en las portadas históricas de El País

Hoy puede ser ese día. “Un kamikaze se inmola y causa tres heridos en un cibercafé de Casablanca”. Estamos conmemorando el tercer aniversario de la carnicería de Madrid y la SER da esta noticia. ¿Un kamikaze que se inmola es un terrorista suicida como los que la SER encontró en los trenes? Este lunes, El País regala una portada histórica. La de los suicidas del 11-M. Hoy puede ser el día en que reconozcan el engaño.

Hace tres años España estaba viviendo los días más tristes y viles de toda su andadura democrática. Doscientas personas destripadas y los políticos revisando encuestas. Los medios de comunicación haciendo, a su vez, su servicio. Descarnada fue la lucha de la SER, pero también de El País.

Veamos. No sólo la SER vio entre los amasijos el elemento indispensable para inculpar de la matanza a Al Qaeda, no. También El País vio lo que no se podía ver porque no existía. Este lunes regala a sus lectores la portada de la victoria de ZP, la del 15 de marzo de 2004. “Zapatero derrota a Rajoy en un vuelvo electoral sin precedentes”, decía el gran titular.

Pero otra de las grandes noticias que aparecían en portada era sobre la investigación del 11-M: “La policía cree que uno de los detenidos participó en la matanza de Madrid

“Los forenses investigan si uno de los terroristas de Madrid murió en los atentados.”

Tres días habían pasado desde que se cometiera el atentado más grande jamás sufrido en España. La SER vio suicidas y El País, en la información firmada por Jorge A. Rodríguez, insistía:

“Las fuerzas de seguridad han llegado a la conclusión de que la masacre de Madrid, con más de 200 muertos, fue perpetrada por el mismo grupo islamista radical que cometió los atentados de Casablanca (Marruecos) del 16 de mayo de 2003, uno de cuyos objetivos fue la Casa de España. Los investigadores profundizan en esta línea, una vez comprobadas las relaciones de uno de los marroquíes detenidos, Jamal Zougam, con algunos de los arrestados en Marruecos por dicho ataque. Es más: creen que Zougam es uno de los autores materiales del 11-M, junto a un grupo de compatriotas. Los ataques de Casablanca fueron cometidos por 13 suicidas que provocaron 43 muertos. Los forenses investigan si uno de los terroristas de Madrid murió en los atentados.”

Y decía más:

“Los servicios de Información buscan a otras cuatro personas en relación con los atentados contra los trenes. Además, los forenses creen que una columna vertebral que fue hallada completamente descarnada podría pertenecer a uno de los terroristas que participaron en los ataques. Las heridas serían compatibles con una explosión pegada al cuerpo, bien por llevar un cinturón bomba bien por llevar la mochila entre sus piernas. Las fuentes consultadas no están convencidas de que se trate de un terrorista suicida, sino que la bomba le explotara antes de poder escapar, informa F. J. Barroso.”

De los terroristas suicidas nunca más se supo. La SER borró de sus archivos sonoros lo ocurrido esos días. Menos mal que todavía quedan las hemerotecas. Está bien esto de las portadas históricas de El País.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído