Francisco Muro de Iscar – Cohesión social y sentido común


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

No es que parezca una carrera sin sentido hacia no se sabe dónde. Lo es. Los políticos, y no sólo en España, están lanzados a una carrera de recortes -recortan y nos hacen recortar- y cada día se enciende una idea «brillante» en algún lugar. No importa que no haya un debate previo ni acuerdos entre quienes tienen que administrar los recortes, es que falta sentido común. El Gobierno quiere dejar sin atención sanitaria a los inmigrantes sin papeles, violando un derecho fundamental de las personas, y el Gobierno vasco -y en cuanto que tome posesión Griñán, con IU, en Andalucía, más de lo mismo- dice que ellos no van a aplicar esa medida. Así que un inmigrante sin papeles al que le nieguen asistencia sanitaria en Cuenca o en Madrid, podría irse a Bilbao y será atendido eficientemente en cualquier hospital. ¿Ustedes creen que esa es la imagen de un país serio, de unos políticos serios?

La portavoz del Gobierno vasco ha señalado que todos somos necesarios y que no se puede dejar sin atención a los irregulares. Un diez. Pero enseguida denuncia que el Gobierno ha realizado una «invasión competencial». Y a uno le queda la duda de si prima lo social o lo «competencial». En todo caso, sin hacer un análisis serio, riguroso, de los problemas o sin buscar otras medidas de ahorro, especialmente en una gestión eficiente, me siento más cerca del Gobierno vasco que del central. Aunque si cada uno sigue por su camino, nos van a meter en otro lío.

Pero es que se empieza por ahí y se acaba poniendo peaje por circular por algunas carreteras, como ya ha dejado caer Esperanza Aguirre. O se piensa en cobrar cinco euros diarios por cada día de hospitalización, como apunta el conseller catalán Andreu Más-Colell. En Cataluña, sólo. De momento… Y además, los catalanes que ganen más de 100.000 euros, en lugar de pagar el 60 por ciento de los medicamentos que les recetan en la Seguridad Social, tendrán que pagar el 100 por cien., En Cataluña, sólo. De momento. Pero, ¿cuántos de los que ganan más de 100.000 euros van a la Seguridad Social? Cinco euros por noche a los pensionistas y nada, porque se irán al seguro privado, a los que pueden pagar. Funciona el marketing.

Pero no crean que es fiebre hispana. En Alemania, el ministro de Salud, 35 años, ha propuesto recortar las operaciones gratuitas a la tercera edad para limitar, por ejemplo, los implantes de rodilla y cadera a las personas mayores o que se los financien ellos parcialmente. Y si es posible, sin ir al hospital, sólo con tratamiento ambulatorio. Si tienes 80 años, vives en Alemania y te rompes una cadera, te ponen un esparadrapo y te mandan a casa. No hay cohesión social posible -ni sentido común- si las autonomías y el Gobierno van por libre, si creamos ghetos por tener o no unos papeles o si por ser mayor no se tienen derecho a una vida digna. francisco.muro@planalfa.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído