Francisco Hernández

De la coleta de Mao a la coleta del Chepao

De la coleta de Mao a la coleta del Chepao
Lenin, Stalin, Mao y otros líderes comunistas con las manos manchadas de sangre. PD

Son especialistas en provocar hambrunas como solución; hambrunas que sufre el pueblo, no el partido, ellos suelen estar bien rollizos y coloraos.

De 1958 al 1962 los coletas de Mao, el gran líder comunista ordenó la COLECTIVIZACION DEL CAMPO Y LA INDUSTRIALIZACION FORZADA en las ciudades. Con lo que causo este angelito comunista la insignificante cifra de 36millones de muertes, de humanos sencillos y humildes. Oído a los Garzón, Toledo, Turión, Espinares y alguna que otra Lola, orgullosos comunistas, del cine y las letras, o doctorados en medicina por Cuba.

Que comen del IRPF unos y otros de la subvención en la joven y demócrata España. Es posible que, si el CIS hiciese una encuesta sobre la hambruna china, la gran mayoría de los encuestados pensarían que es algún producto de los que se venden en el chino, dado el nivel. Son tan energúmenos que aún a fecha de hoy siguen justificando que los 36 millones de muertos de hambre, por Mao, fueron debido a SUCESIVOS DESASTRES NATURALES, que coincidieron en el tiempo con los planes de Mao, hay que tener papo, poca vergüenza e imaginación.

Después de lo que se narra en Archipiélago Gulag del ruso Aleksandr Solzhenitsin, donde describe los horrores de los campos de trabajos forzados del estalinismo, o la demencia que sufría Pol Pot de Dinisi Affonco, en el ‘infierno de los jemeres rojos’, o el italiano Primo Levi en su libro ‘si esto es un hombre’ la brutal experiencia de un recluso en el campo de exterminio nazi de Auschwitz, sugiero que lean la gran hambruna china 1958-1962 donde el reportero chino Yang Jisheng desmota la gran mentira oficial sobre la escasez de alimentos más letal de la historia provocada por la mano de los comunistas, que es lo único que han conseguido allá por donde han ejercido el poder de gobernar e incomprensiblemente para mí, como todavía en pleno siglo XXI puede haber personas que se sientan comunistas y muchísimo menos orgullosas de serlo, yo soy de los que preferiría morir de hambre bajo la horrible globalización y la más cruel actividad capitalista, que todo se andará. En este libro del reportero Yang podrían leer como relata la muerte de su propio padre y describe el estado en el que se lo encuentra, en su retorno a casa de la escuela de la juventud comunista donde había ingresado cinco años antes.

Dice en un párrafo. – A PESAR DE QUE ESTABA CUBIERTO CON UNA CAPA DE PIEL SECA, NADA OCULTABA LOS HUECOS DE LA ESTRUCTURA OSEA, describe como vio a su padre en el lecho de muerte e ignorando que moría de hambre , o como su padre al intentar saludarlo, no fue capaz de levantar la mano y le recordó AL ESQUELETO HUMANO DE LA CLASE DE ANATOMIA , estás leyendo esto y te cuesta tragar saliva, se te hace un nudo en la garganta, y se te pasa el cabreo ese que te entra en estas fechas en las cuales tienes que pagar el IBI, el seguro del coche, el de la vivienda, el gas, el teléfono, electricidad además de comer todos los días, te entran ganas de gritar viva el capitalismo y el derecho a la propiedad, aunque la casa siempre es del Estado, deja de pagar el IBI y veras lo que pasa.

Verdades aparte, y volviendo al tema, llego a comprender a esas personas que sienten ese odio al marxismo, leninismo, estalinismo que tanto mal continúa haciendo a fecha de hoy a la humanidad y a estos monos imitadores de la nueva política que nos lo colocan como ejemplos a seguir. El historiador, de los más importantes, el holandés Frank Dikötler, autor de la Gran Hambruna de Mao; en las conclusiones de su investigación aporta los datos que demuestran que no fueron 36 los millones de muertos sino 45 millones y todo por el TOTALITARISMO chino de Mao. Estos han conseguido cinco millones de votos, entre otras cosas diciendo que en España se mueren los niños de hambre.

550 millones de campesinos chinos fueron obligados a organizarse en comunas para autosostenerse e incrementar la producción, y en las ciudades aplicó La colectivización para la industrialización MASIVA Y COMPULSIVA, bajo el supuesto que, si ponían a trabajar a la inmensa mayoría de la población, podrían superar los niveles de producción de acero de la Inglaterra del momento, para estas medidas conocidas como el «GRAN SALTO HACIA ADELANTE «dirigido directamente por Mao, hubo que ejercer un uso intensivo de la violencia. Todo el que se oponía era detenido, torturado y asesinados. También pasaban por las armas a todo aquel que osase escapar de una comuna. De lo que deduzco que los muertos no fueron solamente de la hambruna, también de la cruel y sanguinaria represión de la maquinaria del PARTIDO COMUNISTA.

¿De qué vale comer mucho y tener una enorme barriga, como los capitalistas que aparecen en los dibujos animados occidentales? Decía el hijo de mujer pública de Mao, otro que estaba escuálido como el gorila rojo o el conductor de urbanos venezolanos.

Decía: los campesinos tan solo son eso, campesinos. Son malos comunistas que esconden la comida, y está documentado que tuvieron que practicar el canibalismo para poder sobrevivir.

Esto es lo que fueron capaces de hacer los totalitarios Comunistas y el Maoísmo, en tan SOLO TRES AÑOS, así que a esos cinco millones de votos del partido coletario. Que vayan tomando nota, de lo que es capaz de hacer un inútil con poder. Dando crédito a ese que dice que si sientas un mono de estos en primaria es capaz de llegar a cuarto de la ESO Zapatera. Se entiende lo de Cádiz, Zaragoza, Ferrol Coruña y Cartagena. Tito creo la antigua Yugoslavia, años más tarde, se reconoció la identidad de naciones y sus diversas pluralidades, consecuencia un genocidio en el corazón de la vieja Europa, donde no se intervino hasta que papá yanqui puso las bombas y la pasta. Y por si faltara poco, al siguiente día del 37 congreso del nuevoSoe, el ejemplo a seguir es Colombia.

Viva Cartagena.

Francisco Hernández.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído