Correos comenzará el nuevo ejercicio con su deuda «totalmente disuelta y cancelada»

El grupo Correos comenzará el nuevo ejercicio 2016 con toda su deuda «totalmente disuelta y cancelada», lo que le dará «capacidad de maniobra» para poder afrontar los «ajustes necesarios» en la próxima legislatura.

Así lo ha puesto de manifiesto este jueves el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso.

Para Aguirre, la «aportación más importante» de la empresa durante los últimos cuatro años ha sido el «saneamiento» de su deuda, derivado del servicio postal universal. «Hemos disuelto una deuda embalsada de anteriores legislaturas de 518 millones de euros que lastraba el funcionamiento del grupo. Ha sido un gran esfuerzo que aportará muchísima tranquilidad a sus cuentas», ha insistido.

RETOS PENDIENTES

Sin embargo, quedan pendientes otros retos, vinculados fundamentalmente con el ámbito de la competencia. Por una parte, el fallo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cuestionándose la exclusividad de la empresa pública a la hora de prestar el servicio de envíos postales electorales.

Un asunto sobre el que la Audiencia Nacional estimó el recurso de Correos y «anuló la resolución de la CNMC», según ha recordado Aguirre durante su intervención parlamentaria.

Por otra parte, y aún pendiente de resolverse, están las dos denuncias presentadas por la empresa privada Unipost ante la Comisión Europea (CE) que el presidente de SEPI enmarca en «la lucha de un monstruo llamado Correos, por la inmensidad de su trabajo y de sus línea de negocio, con una pequeña operadora del sector que se considera maltratada».

«Es un conflicto de competencia que resolverá la Comisión pero yo no veo que afecte al funcionamiento normal de Correos», ha asegurado Aguirre.

Finalmente, en relación con la plantilla, ha puesto en valor el acuerdo para prolongar la vigencia del tercer convenio laboral hasta que se acuerde el cuarto, actualmente en negociación y que «pasa por un hito ya logrado» como es la posibilidad, permitida por Hacienda para 2016, de «sanear los contratos temporales» para consolidar la plantilla.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído