MUNDO CRUEL

Un Mosso catalán mata a tiros a su expareja, porque iba a salir con otro, y se suicida en un aparcamiento

Un Mosso catalán mata a tiros a su expareja, porque iba a salir con otro, y se suicida en un aparcamiento
La víctima, Judith Sánchez, y su expareja y homicida, el mosso Carlos Portero. PD

Un mosso d’Esquadra ha asesinado la noche de este 18 de enero de 2020 a su antigua pareja, cuando está iba a subirse al coche.

Posteriormente, el policía autonómico catalán se ha suicidado en el mismo aparcamiento. El tipo ha utilizado su arma reglamentaria, una pistola automática Heckler & Koch.

La pareja se había separado hace poco. El tenía un hijo menor de edad de una relación anterior.

Ella se llamaba Judith Sánchez, tenía 29 años. Residía en Tarrasa, una población de la periferia de Barcelona.

El, su expareja y homicida, se llama Carlos Portero, era13 años mayor que ella y era mosso d’esquadra.

El mosso d’esquadra homicida no tenía antecedentes judiciales por maltrato o agresiones machistas, aunque según los familiares de la víctima llevaba tiempo hostigándola para que volviera con él.

El agente fallecido y autor del crimen estaba actualmente trabajando en funciones de seguridad ciudadana, destinado al Área Básica Policial (ABP) de Tarrasa.

El crimen ocurrió en el garaje del edificio donde la víctima residía con su madre desde hace meses, después de haber puesto fin a su relación con el mosso d’esquadra, con el que había llegado a vivir.

La esperó anoche a las puertas del domicilio y entró en el garaje detrás de la víctima, cuando ella regresaba con su automóvil tras hacer unas compras en el supermercado.

El agente salió de su vehículo, se dirigió a ella y la disparó mortalmente cuando todavía se encontraba en el interior del coche, tras lo que se suicidó.

Ramona, tía de la víctima, ha explicado que desde que su sobrina decidió romper con el mosso d’esquadra y dejaron de vivir juntos, este la llamaba continuamente, la perseguía y la acosaba para convencerla de que volviera con él, a lo que la joven se negaba.

El asesinato ha tenido lugar a las nueve y media de la noche.

Tras un par de años de relación, Judith rompió con su agresor este pasado verano. Durante un tiempo incluso estuvieron conviviendo juntos. Según fuentes cercanas a la víctima, en diciembre volvieron a verse en algunas ocasiones. Pese a ese acercamiento, ella había dejado claro que no quería volver con él.

Hace unos días, Judith le había contado a Carlos que estaba conociendo a otro chico y le insistió en que la relación entre ambos era imposible de retomar.

Este del mosso es el tercer asesinato de violencia machista este 2020 en España, y el segundo en Cataluña.

El 14 de enero, un hombre mató en Puertollano (Ciudad Real) a su pareja y después se suicidó. El día de Reyes, otro hombre mató a su expareja y su hija de tres años en Esplugues de Llobregat (Barcelona).

El año 2019, con el socialista Pedro Sánchez en la presidencia del Gobierno, se cerró con 55 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, la cifra más alta desde hace un lustro.

El número de mujeres asesinadas desde 2003 —cuando se creó una estadística oficial— ascendería con este último caso a 1.036; los menores asesinados son 35 desde 2013, cuando entraron también en el registro oficial.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído