El té tiene su Palacio – Sublimes tés de Francia

Su Majestad el Té tiene su palacio virtual (ver el enlace indicado al final de ese artículo) y varias boutiques en la Ciudad de la Luz, París.

La iniciativa surgió de unos cincuenta «amateurs» de la planta, que decidieron crear su propio negocio «eco responsable».

¿Qué se esconde detrás de esa palabra? Por ejemplo, viajar constantemente para comprar directamente en los jardines de té, lo que les permitió acercarse a los metódos empleados, controlar calidad, normas higiénicas y de seguridad, erradicar el trabajo infantil, forzado y asegurar un salario decente a los trabajadores.

Así nació un «té equitable» y se comercializaron los llamados «tés raros e efímeros«, sabores inéditos oriundos de China, India, Japón, Corea o Taíwan, puntuales delicias excepcionales, disponibles en cantidades diminutas hasta agotamiento de las existencias.

El Palais des Thés cuenta con una Escuela, donde neófitos y apasionados de la fragante hojita se citan para iniciarse, catar o profundizar sobre virtudes, recetas, aventuras y ceremonias que atesora esa fascinante bebida de cultura milenaria, en compañía de expertos profesores y chefs utilizando la complejidad aromática del té en su cocina http://www.palaisdesthes.com/fr/ecole-du-the/ecoledutheoctobre08.pdf

La «boutique» es un derroche de colores, olores y pulcritud, puro lujo visual y paraíso de los golosos teófilos. Ahí encontrarán infinidades de sobrecitos del precioso 茶 (tcha) perfumados y exclusivos, pero también un amplio surtido de confituras voluptuosas, panes de especias odoríferos, velas, caramelos, todos a base de té, rooibos rojos y otras infusiones de débil aporte teífero (Té de los Sueños, Wu Long de Azahar, Té de los Niños). Tazas, herramientas, utensilios y teteras artesanales de gran belleza y pureza estructural (las famosas Momiji-Gari, Ikime, Natsume, Hikari, Bancha, Sencha japonesas, o Gong Fu Cha, Huan, Shi Da Bin, Shi Zi chinas) son otros tantos «must» del maravilloso universo que pone a su alcance el excelso Palais des Thés.

Una interesantísima «Guía del Té» completa la oferta, llevando al fórofo por las exóticas y lejanas rutas de esa seductora bebida salutífera que propició una revolución (el Motín del Té de Boston o Boston Tea Party), una Guerra de Independencia (la de los EE.UU. de América) y de la cual se consume 500 millones de tazas diariamente, según el muy serio Planetoscope http://www.planetoscope.com/?catID=57&catParent=5.

http://www.palaisdesthes.com/fr/contact/index.htm

Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído