El laboratorio del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel en Caracas está procesando solo 600 pruebas PCR diarias

Un informe de la ONU ‘despluma’ a la dictadura venezolana: el 98% de los tests para detectar el COVID-19 son defectuosos

El documento presentado este 22 de mayo desvela que Venezuela es el país que menos pruebas PCR practica a sus ciudadanos

Un informe de la ONU 'despluma' a la dictadura venezolana: el 98% de los tests para detectar el COVID-19 son defectuosos
El dictador Nicolás Maduro.

La dictadura venezolana ha quedado una vez más en evidencia.

Aunque ya nadie cree en las mentiras del régimen de Nicolás Maduro, la pandemia del coronavirus ha generado un nuevo escenario en el que ha tenido que intervenir la ONU para aclarar las falsedades que se repiten día a día desde Miraflores.

«Hasta el 21 de mayo, las autoridades han reportado haber realizado un total de 697.691 pruebas de diagnóstico de COVID-19, de las cuales se estima, según el último dato disponible, que unas 16.577 son pruebas PCR«, destaca el más reciente informe de la ONU en relación con la situación del coronavirus en en el país caribeño.

El documento, fechado el 22 de mayor, revela que apenas el 2,3% de los test realizados por el régimen de maduro son confiables.

Las pruebas de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) son test de diagnóstico que se hacen mediante la toma de muestras de mucosas nasofaríngeas para analizarlas y detectar fragmentos del material genético de un patógeno.

Son los tests más famosos, porque son los mundialmente reconocidas para determinar si una persona está infectada o no con coronavirus. Es un proceso complejo, que requiere personal calificado en un laboratorio certificado, pero puesto en simple: si aparece ARN en la muestra, el paciente es positivo; y si no, es negativo.

Así, según la ONU, el 97,7% de los test que el chavismo realizó hasta el 21 de mayo, 681.114 pruebas, son rápidas con «sensibilidad limitada», es decir defectuosas y poco fiables.

«El aumento en la capacidad de aplicación de pruebas PCR es una prioridad para la respuesta considerando que las pruebas rápidas tienen una sensibilidad limitada si son realizadas a personas con menos de 5-8 días de haber sido infectadas», advirtió la ONU en su informe.

En el documento, además se revela que el laboratorio del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel en Caracas está procesando solo 600 pruebas PCR diarias, muchas menos de las que se analizan cada jornada en otros países de Latinoamérica. Por ejemplo, Colombia, el 22 de mayo, procesó 7.964 pruebas de PCR; y Argentina, 4.615. Estos dos países superan por mucho el proceso de pruebas de la narcodictadura, y eso que son de los estados de la región que menos realizan pruebas diagnósticas.

«La Organización Mundial de la Salud también recomienda un incremento masivo del número de pruebas de diagnóstico para identificar los casos, una vez identificados deben aislarlos y sus contactos deben cumplir una cuarentena», insiste el documento sobre Venezuela de Naciones Unidas.

Las mentiras del régimen

Según el chavismo, Venezuela registra una tasa de 31 casos por cada millón de habitantes, 10 veces menos que Colombia y 100 veces menos que Perú, sin embargo la oposición ha denunciado que la información no es transparente.

Hasta el momento, y siempre según cifras de la dictadura, el número de contagiados por el nuevo coronavirus ascendió el pasado viernes a 944.

En un país donde Diosdado Cabello ordenó perseguir a los científicos que alertaron sobre el impacto del coronavirus en Venezuela. Según el poderoso jerarca chavista, los expertos académicos generaron “falsa alarma” al advertir un aumento exponencial de casos de COVID 19.

Además de esto, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez responsabilizó a los sanitarios por el brote.

«Por favor, a todo el personal de salud, de seguridad. A todas las personas que están atendiendo a los connacionales que están volviendo de Brasil, Colombia, Chile, Perú, Ecuador, consideren que todos los que llegan pueden hacerlo con una infección. Porque la proporción es muchísimo mayor a la transmisión comunitaria que estamos viendo actualmente en el resto de Venezuela», setenció.

Y después añadió: «Asuman que están frente a un paciente con COVID-19. Atiendan el protocolo, usen el tapabocas. Hemos visto videos, que estamos registrando en cordones sanitarios, de trabajadores de salud que no están usándolo. Que no usan los guantes reglamentarios, que no usan los trajes dispuestos y distribuídos para la atención de estos pacientes».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído