OTRO FRACASO

Catástrofe en Mediaset: la pifia de Vasile costará cientos de empleos y ‘cerrará’ Cuatro

Catástrofe en Mediaset: la pifia de Vasile costará cientos de empleos y ‘cerrará’ Cuatro
Carmen Chaparro, en su estreno este lunes.

Paolo Vasile decidía de manera casi unilateral fulminar Noticias Cuatro para cambiar el «modelo televisivo» de la segunda cadena de Mediaset y en teoría suplir la falta de información arrancando un nuevo formato informativo «evolucionado» en un programa a caballo entre España Directo y una morbosa crónica negra de sucesos próxima a la telebasura (El problemón que tienen Paolo Vasile y Carme Chaparro en Cuatro: ‘Cuatro al día’ tiene una flagrante falta de identidad).

Cuatro al día, de Carme Chaparro, no ha podido arrancar de peor manera. Al margen de la crítica televisiva -que luego abordaremos en Periodista Digital– los resultados en cuanto a audiencia han sido sencillamente catastróficos y hacen vaticinar todo un terremoto en Mediaset (Paolo Vasile le propina una soberana patada en el culo al resentido Javier Ruiz).

Cuatro al día ha empeorado, y ya es decir, la audiencia de los informativos de la cadena que Vasile precisamente se cargaba por sus malos resultados en share. El programa arrancaba este lunes con un testimonial 2’3% de cuota de pantalla y tan solo 248.000 espectadores (Vasile saca de la ‘tumba’ a Carlos Ferrando para que ataque al marido de Cristina Tárrega ).

Un fracaso en toda regla que se empeora si tenemos en cuenta que es el peor estreno de Mediaset en share desde el fulminado Hazte un selfie, que el 5 de septiembre de 2016 obtuvo también un 2’3% pero conseguía incluso más espectadores que el espacio informativo de Chaparro al lograr 295.000 televidentes, casi 50.000 más que Cuatro al día.

En miles de espectadores solo fue peor otro experimento informativo de Paolo Vasile en el lejano 1 de octubre del año 2012 llamado La tarde de noticias Cuatro que registraba un ridículo 1’6% de cuota de pantalla y solo 139.000 telespectadores.

La realidad es que el ‘capo’ Vasile esconde tras este nuevo fracaso su deseo real, tal y como apuntan a Periodista Digital fuentes próximas a la cadena, que no es otro que externalizar completamente la redacción y acelerar un importante número de despidos en Mediaset que podría rondar el centenar.

¿Para qué va a quedar Cuatro ya sin directos? La pregunta planea entre los empleados de Mediaset que piensan que en unas semanas se producirá un cierre encubierto de la cadena.

Y para colmo, la audiencia ha huido del estreno de Cuatro por el insoportable tufo amarillista del programa: «manual de desinformación» o «sensacionalismo macabro», han sido algunas de las múltiples críticas negativas que ha recibido la puesta de largo del espacio de Carme Chaparro. Peor imposible.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído