Manuel del Rosal: «Sánchez, Iglesias y el colchón de la Moncloa»

Manuel del Rosal: "Sánchez, Iglesias y el colchón de la Moncloa"

Dos que duermen en un mismo colchón se vuelven de la misma condición” Refrán popular.

Pedro Sánchez dijo que “Tener a Podemos en el gobierno le quitaría el sueño”

Puede que eso le pasara en los primeros encamamientos con Iglesias, ahora la pareja ha llegado, tras meses de compartir lecho en el colchón cambiado de la Moncloa, a ser de la misma condición…si es que no lo eran ya antes de compartir lecho.

La deriva totalitaria con sabor y olor a régimen sovietizado, está demostrando que la pareja formada por Iglesias y Pedro, Pedro e Iglesias; han llegado, tras compartir noches en el mismo colchón, a ser uno solo. De esta manera, Pedro ha conseguido dormir a pierna suelta traspasando el insomnio a los ciudadanos que somos los que no dormimos y cuando conseguimos hacerlo, dormimos mal y tenemos pesadillas. Los últimos movimientos de la pareja día a día nada más bajar del colchón de la Moncloa tras una plácida noche, son tremendamente preocupantes para los ciudadanos, pero uno se pregunta ¿qué fue lo que indujo a la ciudadanía a proporcionar mayoría a los que ahora gobiernan? Estamos en que el ciudadano vota libremente a quienes le van a gobernar, pero ¿vota desde el raciocinio o desde la ignorancia? ¿vota con la cabeza o con las tripas? Hay por ahí una frase que no se a quién pertenece que dice así: “Cuando la izquierda pierde una elección, intenta destruir el país, cuando la gana lo consigue” Es lo que está pasando en España ahora mismo, pero está pasando legalmente porque quienes nos gobiernan han sido elegidos libremente por los ciudadanos, por lo que si esta izquierda trufada de comunismo rancio, destruye España, lo hará porque está “legitimada” por las urnas. Y nosotros los ciudadanos, a callar y a aguantar, porque tenemos lo que hemos elegido.

Mientras a Pedro y Pablo les va entrando el sueño, van articulando los planes para acabar con la educación, eliminar legalmente a enfermos crónicos, apoderarse del CGPJ para terminar con el Estado de Derecho, destruir la economía, aprovechar políticamente la pandemia etc. para, tras darse el besito de buenas noches y hasta mañana, dormir plácidamente su unión en el colchón de la Moncloa, placidez que solo se ve alterada las noches en las que Iván redondo se mete entre ellos dos para hacer un trio y advertirles de los errores que puedan cometer.

España vive momentos muy difíciles, precisamente cuando está en manos de quienes quieren perpetuarse en el poder mediante la implantación de un régimen totalitario, y aquí nadie se mueve. España no es aún una dictadura social comunista, pero va camino de serlo a marchas forzadas sin que nadie se oponga en el camino. Los que fundamentalmente deberían oponerse somos los ciudadanos, pero los ciudadanos hemos votado libremente este gobierno y formamos parte del problema en vez de ser la solución. Y es que uno se pregunta sobre la cultura en España y ve cómo está marginada, arrinconada, atrapada en el rincón más oscuro del desván nacional. Hoy aquí en España y desde hace años los ciudadanos solo somos capaces de leer los tuits de Twitter que son el paradigma de nuestra cultura.

Se le atribuye a Churchill esta frase: “El problema de Latinoamérica es que quienes eligen a los gobernantes no son quienes leen libros, sino los que se limpian el culo con sus hojas”

¿Es aplicable esta frase a la España de nuestros días y desde hace años?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído