MANUEL MARÍN

Sánchez orienta cada paso a anular a Díaz

Sánchez orienta cada paso a anular a Díaz
Manuel Marín.

l probable aplazamiento sine die del congreso federal del PSOE complica este inédito periodo de incertidumbre política en el que las negociaciones entre Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Mariano Rajoy y Albert Rivera se parecen más a un cortejo de gestos para cubrir el expediente que a una voluntad real de cerrar pactos de gobierno. A priori, el caótico ritmo de las conversaciones cruzadas, sin pulso ni convicción, solo auguran una repetición de las elecciones.

Todo se complica para los candidatos. A Rajoy le surgen voces críticas por la pérdida de identidad del PP. A Iglesias, Errejón le ha salido contestatario. Y Rivera tendrá difícil dejar de ser el cuarto en liza, por lo que la penalización de la Ley D´Hondt difícilmente recaería en otro partido si se repitiesen elecciones. Pero el panorama se le complica excepcionalmente a Pedro Sánchez porque al chantaje emocional planteado por Podemos durante este fallido proceso de investidura, se suma ahora la decidida voluntad de Susana Díaz por disputarle el liderazgo del partido. La presidenta andaluza parece haber perdido el miedo al abismo y dará el salto cuando más le convenga.

Entiende Díaz que la prolongación en el tiempo de la pugna por el liderazgo del partido le favorece. Primero, porque permitiendo a Sánchez continuar como secretario general más allá de mayo, y hasta que se forme gobierno -habrá que ver hasta qué punto Díaz comparte esta cuña de Ferraz-, la presidenta andaluza ofrecerá una imagen de líder paciente y constructiva, y no la de una ambiciosa sin límites. Ella se libera del desgaste innecesario que Podemos pretende causar al PSOE y además gana tiempo porque no necesita darse a conocer.

SIGA LEYENDO….

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído