Pedro J. Yera Molino

Por qué a España le interesa un Brexit amigable

Por qué a España le interesa un Brexit amigable
Brexit. TR

El interés de España en mantener una buena relación con Reino Unido tiene una clara dimensión económica, pero también política, según Financial Times.

El rotativo británico destaca que tanto España como Polonia están llamados a jugar un papel relevante en las negociaciones del Brexit, dado el tamaño de sus economías y los intereses particulares de ambos países en Reino Unido. Intereses que, según Financial Times, hacen que Madrid y Varsovia tengan buenas razones para desear una salida amistosa de Reino Unido de la UE.

En el caso de España, el diario británico destaca el superávit de España en el comercio con Reino Unido, así como el peso de este mercado en la inversión española en el exterior, representando el 17% del total.

FT subraya, asimismo, el destacado papel que entidades financieras como Santander o Sabadell desempeñan en el sector bancario británico y el protagonismo en otros sectores económicos del país de compañías como FCC, en construcción y servicios; Ferrovial, en el sector aeroportuario, o Telefónica en el de las telecomunicaciones.

Al mismo tiempo, el medio de las islas resalta que las empresas británicas son en la actualidad el tercer mayor inversor extranjero en España. FT destaca especialmente la importancia de Reino Unido para el sector turístico español, que el año pasado recibió a casi 17 millones de visitantes británicos, uno de cada cinco turistas.

Sin olvidar que unos 300.000 británicos residen en España, que otro medio millón o más pasan parte del año en el país y que cerca de 137.000 españoles vivieron en el Reino Unido en 2015, según el Instituto del Observatorio de la Migración.

Según FT, estos lazos económicos y sociales ilustran la necesidad de una solución razonable al Brexit, aunque añade que en esa relación también existe una dimensión política. A este respecto, el periódico británico señala que tanto España como Reino Unido comparten un interés común: contener los movimientos separatistas, en referencia a las desideratas independentistas de Cataluña y Escocia.

Pero frente a ese interés común, España y Reino Unido también tienen un escollo político en su camino: Gibraltar. España ha sugerido la posibilidad de la co-soberanía, una opción que de entrada rechazan las autoridades gibraltareñas. Sin embargo, FT recuerda las palabras del ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis: «Si Gibraltar quiere una relación con la UE, tendrá que pasar por nosotros. Y eso requerirá un acuerdo bilateral entre España y el Reino Unido».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído