Análisis

Salvador Monzó Romero: «Elogio de la holganza»

Salvador Monzó Romero: "Elogio de la holganza"

Hasta que haya un nuevo Parlamento,
Pregunto: ¿qué hacen sus Señorías?;
Como no sea el seguir del cuento

De la Política viviendo, … ¡te lías!:
¿Qué piensan hacer algo?, … ¡Dios lo haga!;
¿A quién le damos hoy los … ¡Buenos días!?;

Que sean los Políticos una saga
Que esté a pie de obra con pico y pala,
Es tan raro que nadie se lo traga,

Y menos aún si el Sánchez lo propala;
En lo que prueban que tienen talento,
Eso sí, en tanto sigue la gala

De no hacer nada, es que su emolumento
Mensual no les falta… ¡Faltaría más!;
En esto nunca hay un solo momento,

Sería caso, que se queden atrás;
Para ellos el Paro es el tálamo
Al que no hay que renunciar jamás;

Para las heridas del oído bálsamo,
Que al fin y a la postre, menudo esfuerzo
Si del bla-blá han de cruzar el páramo;

En plan arpía o simplemente escuerzo,
Todos están de acuerdo en una cosa:
¡Bendita sea la hora del almuerzo!;

Ahora ya tanto la mariposa
Como el moscón, cerrado el Parlamento,
Azul, naranja, morado o rosa,
A la holganza, … ¡haciéndole un monumento!.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído