Jorge Lorenzo depende de sí mismo para conseguir el doblete español

Jorge Lorenzo depende de sí mismo para conseguir el doblete español

Portugal puede ser el escenario en el que Jorge Lorenzo se corone como el rey del cuarto de litro. Sólo depende de él. Sólo necesita quedar delante de su máximo -y único- rival, el italiano Andrea Dovizioso. Lo que está claro es que será una carrera emocionante, y no sólo porque puede ser otra oportunidad en la que se escuche el himno nacional en lo más alto.

Pese a todo, si no consigue el resultado esperado no todo estará perdido, pues no será la última oportunidad que tenga ya que el Campeonato del Mundo finalizará con una nueva prueba en el circuito valenciano de Cheste. Sin embargo, qué mejor ocasión para llegar triunfante ante su afición. Rodeado de su gente. Podría ser toda una explosión de satisfacción para todos los españoles.

Después del desgaste sufrido por Dani Pedrosa, al que tendremos que esperar a la próxima temporada para ver si vuelve estar ahí arriba, Lorenzo es el único que en estos momentos nos puede dar una nueva alegría, ya que otro español, Álvaro Bautista, ya ha conseguido el sueño de ser campeón. Todos lo soñaban pero al menos esta temporada no se podrá conseguir ese ansiado triplete. Esta es una gran oportunidad para los amantes de este espectáculo. Y allí estarán depositados muchos de los recuerdos de Emilio Azamora, Alex Crivillé, Angel Nieto, Ricardo Tormo, Jorge Martínez «Aspar», Sito Pons o «Champi» Herreros -otros que consiguieron el título- porque si el sueño se repite, el piloto mallorquín daría a España su trigésimo Campeonato del Mundo, lo que demuestra que nuestro país ha estado plagado de grandes pilitos.

Quizá demasiada presión a la que no está acostumbrado. No sólo los nervios le podrían pasar factura, pues un sobredimensionado afán por conseguir el triunfo puede llevarle al suelo de Estoril. Para conseguir la gesta tendrá que valerse por sí mismo para superar un circuito cargado de curvas muy lentas acompañadas con duros cambios rápidos, lo que exigirá una puesta a punto muy arriesgada puesto que tendrán que encontrar a la moto una manejabilidad adecuada que les permita aprovechar las curvas muy cerradas y las rectas. Ahí residirá casi el 50% de las posibilidades de salir victorioso, aunque quizá el mayor problema de este circuito residan en los vientos de gran velocidad provenientes del Océano Atlántico.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído