MUNDO

Por qué Suecia está deportando a extranjeros expertos en tecnología

Por qué Suecia está deportando a extranjeros expertos en tecnología
Suecia

Cada año miles de trabajadores extranjeros llegan a Suecia con las ganas de desarrollar una buena carrera en una economía estable y una calidad de vida envidiable para la mayoría de los países del mundo.

Esto, junto con el hecho de que el país está sufriendo una escasez de profesionales altamente calificados en áreas tecnológicas como ingeniería y programación, parece haberse convertido en amalgama perfecta para el país nórdico.

Sin embargo, la situación ha pasado a tornarse muy complicada, a pesar de que todo parecía se color de rosa.

Ali Omumi llegó al país, compro un piso, un coche, aprendió sueco, matriculó a su bebé en una guardería y pare usted de contar, pero, luego de estar 3 años con su familia en Suecia y con un empleo como jefe de una de las compañías tecnológicas y de energía más prestigiosas, le han pedido que abandone el país.

«Para mí fue una enorme frustración y para mi esposa supuso el comienzo de una profunda depresión», expresó el especialista en ventas del sector de la ingeniería, y oriundo de Irán a BBC.

La orden final de deportación le llegó al hombre en el 2018, luego de apelar sin éxito el veredicto de la Agencia Sueca de Migración.

La situación de los trabajadores extranjeros es de suma vulnerabilidad, sus aplicaciones de extensión han pasado a ser denegadas por causas que no pueden entenderse muy bien, como errores administrativos menores cometidos por sus empleadores.

El asunto parece haberse salido de las manos, ya que en el país se ha llegado al límite de negar una aplicación por registrarse en un trabajo en LinkedIn no anunciado por el Servicio Sueco de Empleo Público.

Otros casos son, pagos de pensión incorrectos, tomarse muy pocas o demasiadas vacaciones, provocando con esto la paranoia de quienes deben solicitar la extensión sus permisos.

Deportaciones kompetensutvisning

En Suecia estas deportaciones son conocidas como las kompetensutvisning, lo cual podría traducirse como «expulsión de alguien con habilidades requeridas en el mercado laboral».

Y en el sector tecnológico tiene mucho recorrido, ya que la deportación de un desarrollador de Pakistan generó una ola de firmas en protesta contra estas políticas, incluida la del Daniel Ek, cofundador de Spotify, que confesó su pesar por el hecho de que 15 trabajadores de su compañía en el país fuesen deportados.

Esta situación ha posicionado a Suecia como un lugar no seguro para trabajar si vas del extranjero.

«Creemos que esto ha sido dañino para la reputación internacional de Suecia. Tanto empleados como jefes que están en contacto con nosotros se sienten inseguros con el sistema legal de Suecia«, dijo Alexandra Loyd, licenciada en Derecho y miembro del Centrum för Rättvisa, una de las ONG que presa asesoría legal a los afectados.

En el ultimo par de años la situación ha mejorado, en parte debido a que ahora se está permitiendo a las empresas realizar correcciones a los errores detectados. 

Por su parte, la Corte de Apelación de Migración tomó la decisión en 2017 de «realizar una evaluación» de cada caso particular, para evitar la negación de las solicitudes de forma automática.

A pesar de la mejoría de la situación, en 2019 se rechazaron 550 solicitudes de extensión, de ellos 50 son trabajadores del sector tecnológico (incluyendo programadores)

En 2019 se les rechazó la extensión del permiso a 550 personas, incluyendo a 50 que trabajan en el sector tecnológico y en puestos de programación. Este número es significativamente menor que los registrados en 2017 y 2018.

No obstante, la abogada Alexandra Loyd dijo a BBC que la agencia se mantiene «ligada a las reglas», rechazando los casos sin precedente y esperando apelaciones en la corte como fórmula para hallar una solución.

«Hay una falta de previsibilidad en el sistema y en las decisiones de la Agencia de Migración», argumenta Loyd.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído