DON BALÓN

Cristiano Ronaldo ‘corta una cabeza’ en el Real Madrid de Zidane tras su Hat-Trick en el derbi

El portugués se transforma para volver a ganar el Balón de Oro.Es un jugador nuevo, y su rol a partir de ahora exige otras prioridades

Cristiano Ronaldo 'corta una cabeza' en el Real Madrid de Zidane tras su Hat-Trick en el derbi

De nuevo, el Rey. Cristiano Ronaldo se ha erigido como el principal héroe del derbi europeo que acerca muchísimo al Real Madrid a la final de la Champions League en Cardiff.

Tres goles del ‘7’ madridista desarbolaron por completo al Atlético en el marcador, aunque es cierto que la caída del castillo de napies que fue el conjunto del Cholo Simeone se debió a un partido coral del equipo blanco, sin duda el mejor de este curso de los de Zidane. Por cierto, que el francés sale más que reforzado del envite y sólo semana y media después de caer de forma descorazonadora en el

Clásico frente al Barça.

Pero volvamos a Ronaldo. Sus cinco dianas ante el Bayern de Múnich en cuartos ya le habían erigido como el artífice fundamental del pase a semifinales. Un brazo ejecutor que llega justo en el momento más crucial de la temporada, cuando los equipos grandes más necesitan los goles decisivos, y el portugués los está marcando a partes, o a triples. Pero no sólo hemos visto renacer a Cristiano en estas

eliminatorias tras una fase de grupos discreta. Lo que ha sucedido en estas últimas semanas es que ‘ha nacido’ un nuevo Cristiano Ronaldo, convertido en una versión, todavía no sabemos si mejorada, de Hugo Sánchez en el Real Madrid del Sigo XXI. Un delantero total reconvertido a delantero centro que lo borda en el remate al primer toque y el juego aéreo, que olfatea las ocasiones como nadie y que conserva un mínimo de desborde físico, justo lo necesario para aguantar noventa minutos acechando a sus rivales.

Podrá ser un Cristiano menos espectacular, pero seguirá siendo tan decisivo como lo ha sido siempre. Este es su rol futuro (o ya, presente) en el Real Madrid, tan lógico por su evolución como necesario para sobrevivir en un equipo plagado de estrellas que te atropella en cuanto levantas el pie del acelerador, lleves un año o diez siendo protagonista. Por mucho que tanto Zidane como él mismo se empeñen en negarlo, es muy posible que la próxima temporada veamos un Real Madrid más amoldado a su nueva posición y su nuevo papel en el conjunto: un sistema con más toque y profundidad por bandas y un hombre que lo finalice todo desde la posición de ‘9’.

 

 

Leer noticia completa en Don Balón

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído