CRACKS DEL TENIS

Relato en primera persona del nacimiento de la leyenda Juan Martín del Potro, en rival de Nadal

"Salí de la cancha y le dije a mi entrenador que ese chico era un crack"

Relato en primera persona del nacimiento de la leyenda Juan Martín del Potro, en rival de Nadal
Juan Martíndel Potro cuando ganó el Orange Bowl en 2002. EP

La historia oficial de Juan Martín del Potro en el ámbito del tenis profesional tiene como primer registro un partido que disputó en agosto de 2003, cuando apenas tenía 14 años.

Fue en el marco de un torneo Future disputado en Buenos Aires que el tandilense perdió por 2-6 y 5-7 ante Diego Cristin, un ex tenista argentino que entonces tenía 22 años y que recordó en diálogo con Infobae cómo fueron los inicios del tandilense, las charlas que mantuvieron, los primeros torneos de dobles que jugaron.

Lo ubica en su podio de los mejores tenistas argentinos de la historia y recuerda que, apenas lo conoció, Delpo le dijo que quería ser N°1 del mundo.

«Después de ese primer partido salí de la cancha y le dije a mi entrenador: este chico es crack».

«Ese partido fue hace mucho tiempo, pasaron como 15 años, pero de entonces recuerdo la capacidad de competencia que tenía Juan Martín, más allá de lo que jugaba. Tengo registro de salir de la cancha ese día y decirle a mi entrenador ‘este chico es crack, en tres años es top 100’ y así sucedió».

Como recoge Loana Viera en Infobae este 7 de septimbre de 2018, efectivamente, Juan Martín del Potro entró por primera vez al Top 100 de la ATP el 9 de octubre de 2006, tres años y dos meses después de su vaticinio.

Por entonces el apellido Del Potro comenzaba a pasar de boca en boca en el circuito. Es que Juan Martín venía de ganar, en diciembre de 2002, el Orange Bowl, uno de los torneos de tenis para juveniles más prestigiosos y uno de los cinco valorados por la International Tennis Federation (ITF) como Clase A. El argentino ya era, también, sparring del equipo argentino de Copa Davis.

«En 2003 ya se hablaba de él en el circuito. Tenía 14 años y jugaba con tipos más altos y más grandes que él. Llamaba la atención e incluso les ganaba sets. Ya se sabía que Juan Martín estaba en un nivel importante a esa temprana edad», recordó Diego Cristin, nacido en Capital Federal y que tras su retiro del tenis, a los 31 años, se dedicó a dar clases de la disciplina.

Luego de aquel primer enfrentamiento en el torneo de Buenos Aires Diego y Juan Martín comenzaron a jugar juntos algunos torneos de dobles. De aquellas experiencias contó:

«Era impresionante porque estábamos jugando y él me decía ‘mirá Diego, voy a hacer tal jugada’ y la hacía. Yo me quedaba impactado porque en tenis no es muy fácil hacer lo que hay que hacer pero él lo ejecutaba perfectamente, tenía un nivel increíble».

Han pasado desde entonces muchos años. Muchos partidos, experiencias, momentos épicos y también aquellos que tuvieron al tandilense al borde del retiro ante problemas físicos. De aquello, dice Diego Cristin, Del Potro pudo salir por su principal característica, la que lo acompaña desde sus inicios.

«Tiene un poder de fuego mental que para mí va más allá de la media. Sin ese poder de fuego Juan no hubiese podido sobrepasar las lesiones o momentos límite más allá de la gente que lo rodea, que es gente muy buena como los que forman parte de su grupo de trabajo, su familia, sus amigos. Juan se recupera por Juan, por la fortaleza de su cabeza. Antes del US Open se retiró de un Masters 1000 (ndr: se bajó del torneo de Toronto) para poder hacer lo que está haciendo hoy y esto no es casualidad. Nada es casualidad en la mente de Juan. Estoy seguro que él planeó esto en su mente».

Charlas inolvidables

Al jugar juntos en dobles, Del Potro y Cristin compartieron viajes y estadías, y en el tiempo que les quedaba libre entre prácticas y partidos, charlaban de la vida. «No eran grandes conversaciones porque él era un chico más bien callado, no hablaba mucho pero recuerdo que él estaba seguro de lo que quería. Él quería ser jugador de tenis y desde entonces en su cabeza estaba ser el N° 1 del mundo», dice con el orgullo de haberlo escuchado de la propia boca del tandilense.

De sus intercambios con Juan Martín recordó también que «él quería ganar el US Open, eso seguro», sentenció. «Es su torneo favorito. Me acuerdo que en esa gira estábamos con el profe físico de él, que era Nacho Menchón, y hablábamos de ese torneo, de lo que le gustaba, de lo que soñaba ganarlo».

Destino de campeón

Diego Cristin habla de Juan Martín del Potro con el registro de quien lo conoció y supo advertir desde el inicio que el tandilense era definitivamente un talentoso y que entonces el nivel que muestra en los partidos, su clasificación a semifinales del US Open 2018 (torneo que ganó en 2009) y su presencia en el escalón N°3 del ránking mundial de la ATP son consecuencia de su gran capacidad.

«No me sorprende para nada dónde está. Veo sus partidos, lo sigo porque sigo ligado al tenis entrenando chicos y jugadores. Por momentos me río porque sigue teniendo algunos golpes de cuando comenzó, gestos corporales más que nada. Hace poco se empezó a hablar de su drive como si fuese el golpe de martillo de Thor y eso nosotros lo vivimos hace mucho tiempo atrás».

Cabe recordar que quien instaló el mote de Thor para el drive del tandilense fue nada menos que Roger Federer en instancias del partido que Juan Martín jugó ante Dominc Thiem en octavos de final del US Open 2017, donde protagonizó una épica remontada.

Las claves del partido con Nadal

Del Potro jugará hoy su partido de semifinales del US Open con Rafael Nadal, uno de los Top que más le cuesta, quien lo eliminó del Grand Slam de los Estados Unidos en las semis de 2017 y frente a quien tiene un historial negativo 11-5.

«Lamentablemente Thiem no pudo hacer el milagro de ganarle a Rafa en cuartos pero sí lo dejó bastante cansado (ndr: fueron más de cinco horas de juego). Yo creo que si Juan puede anular el juego de Rafa con su revés tiene la gran chance de volver a ganar el US Open».

En el podio de los mejores de la historia

La valoración que el bonaerense hace de Juan Martín del Potro habla del impacto que tiene en la historia del tenis argentino.

«Para mí está ahí con Guillermo Vilas. Es uno de los más grandes de la historia, sin duda. Yo lo ubico en el Top 3 de la historia junto con Guillermo y con Gabriela Sabattini».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído