Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

USA-Marruecos: ¿Fin del programa «Sahara a cambio de torturas»?

Guantánamo tenía sus límites. Esto explica el por qué de los «vuelos de la CIA» a países que no tenían límites a la hora de torturar. Uno de ellos era Marruecos. Pero esos países pedían algo a cambio. Ahora parece que el nuevo presidente Obama ha puesto fin a estas siniestras «sub-contratas».

Los «vuelos de la CIA» transportaban a ciertos detenidos de Guantánamo a países donde no había «problema» en aplicarles técnicas de «interrogatorio» que ni en Guantánamo estaban permitidas. Pero, claro, este «trabajo» no se hacía gratis.

Entre los destinos de esos vuelos están Marruecos y Kosovo, según Le Nouvel Observateur.

Esto explicaría el por qué Bush se empeñó tanto en reconocer la independencia de Kosovo (el cuarto país más corrupto del mundo después de Camboya, Camerún y Albania, según Transparencia Internacional), acto claramente ilegal que está pendiente del dictamen del Tribunal Internacional de Justicia.

En relación con Marruecos, el precio de las torturas parece que fue el apoyo de Bush a Marruecos en el asunto del Sahara Occidental, lo cual explicaría cómo el mismo presidente que apoyó en 2003 el «Plan Baker» luego se desdijo apoyando la propuesta de llamada «autonomía» que Marruecos presentó en abril de 2007.

El nuevo presidente, Obama, no sólo ha anunciado el cierre de Guantánamo sino, lo que es mucho más importante, el cierre de las prisiones secretas en otros países. No obstante, algún autor como Tom Eley ha advertido que la orden ejecutiva firmada por Obama tiene ciertas dosis de hipocresía pues se permite la reclusión de individuos en estas dependencias por un «breve tiempo».

Dick Marty, senador suizo que incitó al Consejo de Europa a llevar a cabo una investigación que reveló la existencia de centros de detención en Europa del Este y en África del Norte ha dicho que espera que los hechos se aclaren después de la clausura de estos centros de detención secretos. Según este senador

«Para algunos países esto va a ser muy embarazoso. Pienso que los países europeos harían bien en decir la verdad ahora»

El senador Marty duda que estos centros sigan ahora funcionando en Europa. No obstante, ha declarado:

«En África, o en Marruecos, presumo que hay algo».

La cuestión que se suscita, por tanto, es la siguiente:
– si el apoyo de USA a Marruecos en el asunto del Sahara hubiese sido la contraprestración por las torturas que el país norteafricano practicase por cuenta de la CIA,
– y si, efectivamente, se cerrasen los centros de tortura y se pusiese fin a este programa de subcontratación de la tortura de la CIA en Marruecos,
– ¿qué ocurriría con la posición de USA en el asunto del Sahara Occidental?

La respuesta, pronto.

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído