Informe del Banco de España

Las pensiones solo serán sostenibles en España si la tasa de paro cae al 6%

En 2007, el mejor momento y con pleno boom inmobiliario, el desempleo bajó del 8%.

Las pensiones solo serán sostenibles en España si la tasa de paro cae al 6%
Pensiones, edad, jubilación, planes y demografía. EE

Las reformas de pensiones de los años 2011 y 2013 por los dos últimos gobiernos serían suficientes para garantizar la sostenibilidad del sistema si la tasa de paro, de más del 16% ahora, logra bajar al 6%

Negro se presenta el panorama. Las reformas de pensiones de los años 2011 y 2013 por los dos últimos gobiernos serían suficientes para garantizar la sostenibilidad del sistema si la tasa de paro, de más del 16% ahora, logra bajar al 6%.

Una previsión «optimista», pero no imposible, según describía este 17 de noviembre de 2017  Pablo Hernández de Cos, director general de Economía y Estadística del Banco de España, en una jornada sobre la materia organizada por Ibercaja y la Asociación de exparlamentarios de las Cortes.

Como explica José Luis Bajo Benayas en ‘El Economista’, llegar a esa tasa de paro significaría dejar el paro en el 80%. Un objetivo lejano pero que no se debe descartar: nuestro país ya tuvo un paro inferior al 8% y, además, perderá millones de activos por el envejecimiento.

Las últimas reformas aliviarán las arcas públicas, que desembolsan el 11% del PIB en pagar retiros pero que en 2060 podrían gastar el 23% si no se hubieran tomado medidas. La de 2011 elevó la edad de jubilación hasta 67 años. La de 2014 limitó revalorizaciones e introdujo el factor de sostenibilidad, que ligará pensión y esperanza de vida.

¿Qué sucederá en base a esas reformas? Los jubilados sufrirán una importante pérdida de poder adquisitivo. La proporción entre pensión media y salario medio, ahora casi en el 60%, se situará en el 40%; y la tasa de sustitución, que relaciona último sueldo y primera pensión, bajará considerablemente del 82,2%, en el que se sitúa ahora.

Fomentar el ahorro privado

Pero en la jornada del viernes, celebrada en el Congreso, se valoraron muchas otras posibilidades.

El propio Hernández de Cos, haciendo referencia a que quizá no se logre esa tasa de empleo del 80%, apuntó a dos tipos de soluciones: subir cotizaciones o reducir cuantías. No parece que ningún poder público esté dispuesto, por ahora, a asumir ese enorme desgaste.

Por su parte, Pablo Antolín Nicolás, economista jefe de la unidad de pensiones privadas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), pidió reformas «globales» y no parciales, «que no sirven para nada».

Se refería sobre todo al anuncio del ministro Luis de Guindos de facilitar el rescate, por parte del ciudadano, de sus planes de pensiones. En este sentido, criticó que esos planes «tienen unos costes enormes» en nuestro país y aconsejó limitar al máximo las comisiones exigidas.

El acto lo cerraron los políticos que componen el Pacto de Toledo, y que demostraron que un gran acuerdo sigue lejos. Podemos pide una reforma laboral que «haga recuperar condiciones y salarios dignos» a los trabajadores, y el PSOE se refiere sobre todo a los sueldos. El PP, por su parte, sigue confiando en la mejora del empleo.

Bomba Demográfica: ¿Españoles en peligro de extinción?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído