La clave de la comunicación online en la que quizás no habías reparado

La clave de la comunicación online en la que quizás no habías reparado

El público no lee igual en Internet - Ernesto del Valle

 

El público no lee igual en Internet. Y esto no es una opinión. Es un hecho científicamente demostrado, cuyas consecuencias no podemos obviar.

¿Estamos haciendo lo suficiente al respecto?

Si la gente lee de otra manera, hay que escribir de otra manera

Lo cierto es que el público en Internet no lee, “escanea” (conclusión literal a la que llegó el investigador de la usabilidad Jakob Nielsen).

En cierto modo, esta lectura casquivana era ya característica en el lector de prensa de toda la vida, mucho antes de Internet. Bien saben los periodistas que la mayoría de la gente solo lee los titulares y destacados. En la Red, esta pauta de conducta es llevada al extremo.

En este otro artículo explico con detalle por qué la gente lee de manera diferente en Internet (con enlaces a diversos estudios): Cómo escribir para Internet (I)

La herencia maldita de la imprenta

En la Edad Media, los copistas se preocupaban por la forma. Sus páginas eran obras de arte, concebidas no solo para la transmisión del conocimiento, sino también para el deleite visual. Aquellos esforzados guardianes de la cultura, o de lo poco que quedaba de ella, entendieron que para llegar al corazón del lector, la forma era importante. Para ellos, el texto cumplía más funciones que la mera codificación del lenguaje.

…La invención de la imprenta acabó con todo esto. La máquina de escribir y la impresora matricial, remataron la faena.

Por desgracia, aún hoy seguimos presentando nuestros textos con criterios decimonónicos.

La herencia y la educación (no renovada) pesan. Pesan mucho.

¿Acceder al conocimiento implica sacrificio?

Nos han acostumbrado a “digerir” interminables bloques macizos de texto como peaje de acceso al conocimiento. Cuando somos niños, nos disimulan el puré con tropezones, añadiendo muchas ilustraciones al engrudo.

Sin embargo, Internet ha puesto por fin el dedo en la llaga. Ahora el lector sabe que hay otra forma hacer las cosas.

El lector digital exige más por menos esfuerzo, porque puede y debe hacerlo.

Internet no es una transposición virtual del papel

Hacer en una pantalla de ordenador o dispositivo móvil lo mismo que en un papel es un sacrilegio. Reproducir en un soporte virtual los limitados esquemas de comunicación que teníamos disponibles en los medios físicos es como encender puros con billetes de 500 Euros.

Los códigos de comunicación han cambiado. La tolerancia del lector es menor; sus hábitos son diferentes. El canal, es otro.

Lo cierto es que necesitamos aprender a presentar la información escrita en Internet, empezando por la manera como el autor organiza las ideas, continuando con las decisiones estilísticas y terminando por la estructura formal del texto.

A estas alturas, este debate debería estar superado (y de hecho en algunos contextos lo está), pero creo que nos queda mucho camino por recorrer.

Hace muchos años, me dijo un profesor:

“No se demuestra más rigor, más creatividad, ni más talento, por escribir párrafos de 20 frases repletas de subordinadas. Si escribes como Kant, nadie te leerá, y además, no eres Kant.”

Si esta frase ya era cierta hace 15 años, hoy, con mi tablet en la mano, puedo asegurar que es endiabladamente certera. Por eso, prefiero escribir con:

  • Frases cortas
  • Párrafos de una idea
  • Abundantes epígrafes
  • Listas de puntos
  • Destacados ex profeso

Además, mira, te pongo un emoticono 😉

Conclusión

Estoy convencido de que el texto jugará un papel diferente, más rico, en la comunicación del futuro. La imagen no será su rival, sino su mejor aliada.

Veremos en años venideros textos más destilados, más esenciales, más estructurados, más eficaces, más puros…

Borges nunca escribió una novela porque afirmaba que no hacían falta tantas páginas para contar una historia.

A Borges le habría gustado ver lo que está por venir. A muchos maestros del circunloquio y a algunos profesionales que piensan que los aspectos formales son tarea de otros, no les gustará.

Gracias por leer hasta aquí. Espero que esta humilde aportación te haya dado algunas ideas útiles. Déjame tu opinión, y si crees que estas reflexiones merecen la pena, usa los botones sociales para compartir.

Nos vemos en la Red 🙂

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Fernández

El marketing online y el SEO forman parte de mi vida desde el 2005, cuando empecé a hacer webs en frontpage pero sabía que se podía hacer mucho mejor.

Lo más leído