El robo de 6 millones de dólares inspiró a Martin Scorsese para rodar 'Uno de los nuestros'

Al mafioso ‘de película’ le cae todo un marrón por el atraco de Lufthansa en el JFK…hace 35 años

Vincent Asaro, de 78 años, miembro de las principales familias de la Cosa Nostra, ha sido detenido en Nueva York

Ha sido acusado de robo y también de asesinato, chantaje y extorsión

Un presunto mafioso fue detenido este jueves 23 de enero de 2014, a los 78 años de edad, acusado de participar en el famoso robo de 6 millones de dólares en un atraco cometido en 1978 en el aeropuerto JFK de Nueva York, que sirvió de argumento para la película «Goodfellas».

Supuesto miembro de la familia mafiosa Bonanno, una de las «cinco familias» principales de la Cosa Nostra neoyorquina, Vincent Asaro fue detenido por el FBI (policía federal) junto a otras cuatro personas en el área de Nueva York.

Asaro fue acusado de robo y también de asesinato, chantaje y extorsión, según divulgó este jueves 24 de enero de 2014 la fiscalía federal del distrito este de Nueva York (Brooklyn).

UN BOTÍN MILLONARIO

Alrededor de cinco millones de dólares en efectivo y un millón de dólares en joyas, que hoy tendrían un valor superior a los veinte millones de dólares, fueron robadas en la terminal de carga de la compañía aérea alemana Lufthansa en el aeropuerto de John F. Kennedy en diciembre de 1978.

El atraco de Lufthansa fue el mayor perpetrado en suelo estadounidense hasta entonces y se hizo aún más famoso por la película «Goodfellas» («Uno de los nuestros»), realizada en 1990 por el neoyorquino Martin Scorsese. El robo también fue llevado a la pequeña pantalla por varios telefilmes.

Hasta hoy, la única persona condenada por el atraco de 1978 ha sido Louis Werner, un trabajador del aeropuerto que ideó la operación y ofreció información clave a los autores para librarse de sus deudas de juego.

Según explica la acusación, en el atraco participaron «otros», junto con Asaro, que en ese momento supuestamente era supervisor responsable de la actividad ilícita en el JFK, el aeropuerto más grande de Nueva York, en el que se mueve una gran cantidad de carga.

DESAPARECIDOS Y ASESINADOS

A pesar de que, después del atraco, hubo una concienzuda investigación que duró años, este esfuerzo no dio resultados ya que los mafiosos y asociados presuntamente implicados desaparecieron o fueron asesinados, según recordaron hoy varios medios locales.

El FBI comenzó en junio pasado una investigación en la casa de Queens del difunto miembro de la mafia James «Jimmy the Gent» Burke, lugar en el que supuestamente se planeó el atraco.

Esta investigación sirvió para dar pistas a los agentes, que encontraron restos humanos después de cavar alrededor de la vivienda.

Las pruebas de ADN confirmaron que los restos pertenecen a Paul Katz, quien desapareció en 1979 después de que Burke sospechara que era un informante de la Policía sobre las actividades de la mafia, según informó hoy en internet el diario New York Post.

Burke murió en 1996 en la cárcel, donde cumplía cadena perpetua por otro asesinato no relacionado con este caso.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido