No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Una muestra más del por qué la política no funciona

Una muestra más del porqué la política no funciona

No tengo que investigar mucho ni salirme de mi propio entorno, para reflejar un conjunto global o mundial, del porqué la política no funciona y del porqué los pueblos se anquilosan o los anquilosan quienes los dominan; y no, no hay que señalar a ningún grupo o partido político, en general son todos lo mismo o tan parecidos, que los hechos confirman cuanto hoy relato. Por ello me refiero a la ciudad donde nací y vivo, cuyo municipio lleva siendo saqueado desde hace muchos años.
“Jaén: El consistorio cuadruplica su gasto en personal en veinte años: GASTO: Los salarios de la plantilla acaparan el treinta y siete por ciento de todo el gasto del Ayuntamiento. PERSONAL: El número de personal en nómina ha crecido un 113 por ciento en dos décadas: El aumento de personal contraviene los distintos planes de ajuste del Estado”. Todo ello figura en primera plana y en grandes tipos, del diario “VivaJaén del 12 de Septiembre del 2018; en páginas interiores amplían datos.
Los culpables de todo ello, aún resisten y además se siguen presentando en las elecciones, para con ello, muchos de sus “cabezas o dirigentes”, puedan seguir chupando de los fondos públicos y sin ningún escrúpulo;
mientras los ya esclavizados contribuyentes, soportamos subidas ya confiscatorias de injustos impuestos; y aun así, la tesorería del municipio está en quiebra y haciendo todo cuanto consiguen imponer para que la deuda crezca de forma tan brutal, que ahora mismo y para disimularla tratan de alargarla a tan larguísimos plazos que ya veremos si lo consiguen o no, pero de cualquier forma es cargar de deudas absurdas no sólo a los vivos, sino a los que nacerán a lo largo de vete a saber cuántos años o siglos venideros.
¿Qué a pesar de tantos y tantos disloques los servicios municipales funcionan a satisfacción de los indefensos habitantes del municipio? No en absoluto; simplemente apuntemos, que de tal forma el municipio decae, que aun siendo capital de una provincia más que rica, sus habitantes decrecen de forma alarmante y tienen que huir de ella para emigrar a lugares donde puedan encontrar un medio digno de vida.
Los servicios municipales, en general son un desastre, puesto que más que servicios, ya son “inservicios” y donde todo en general va “manga por hombro”, cada cual y por cuanto se denota claramente, hace lo que mejor le viene en gana, empezando por el primer alcalde (“mantenemos veintisiete alcaldes-concejales) y terminando por el último que cobra un sueldo de tan ruinoso municipio; por tanto detallar individualmente zonas públicas, es de absoluta vergüenza y que al parecer, nadie o muy pocos tienen, en ese pomposo que se autodenomina “servicio público”.
A estas alturas y esperando ya próximas elecciones, ni sabemos a quienes elegir o no elegir, puesto que “un más de lo mismo” es lo que tememos nos espera; ya que los que están dentro del negocio lucharán por el sueldo de forma desesperada y los que tratan de echarlos, harán lo mismo y dirán lo que tengan que decir; pero que sin escrúpulos, yo dudo cumplan lo que prometen y teniendo en cuenta que la mayoría, de administrar “una ruina tan arruinada como ésta”, deben estar ayunos de saberes; y menos de intenciones, de limpiarnos de la cantidad de parásitos que nos han devorado y nos siguen devorando; puesto que es aquí donde está el quid de la cuestión, o sea, de la limpieza general de parásitos del negocio, puesto que un ayuntamiento (o un Estado) no son otra cosa que un negocio a administrar; y de ahí dependerá siempre la buena marcha del mismo lo la ruina consiguiente.
Ruina de la que nunca responden los culpables, por cuanto no hay leyes que controlen tanto desmán como se comete en lo que se dice, son “administraciones públicas; pero que en mayoría, los que llegan a mangonearlas, se las apropian como privadas y las saquean sin contemplaciones”.
Las consecuencias de todo ello, “las estamos viendo diariamente en todos los ámbitos o niveles locales, provinciales, regionales o nacionales de este pobre mundo, siempre devorado por esos parásitos que como dicen de aquel caballo del “bárbaro Atila”… por donde pasaba, no volvía a crecer ni la yerba.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído