No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Pensamientos y reflexiones 303

Pensamientos y reflexiones 303

“Cuerpos y almas”… y mucho más: “Cuerpos y almas”; es un libro de autor francés y que fue escrito en la década en que yo, “caí en este perro mundo”. La primera vez que lo leí, hará ya entre cincuenta o sesenta años; y fue un libro que penetró tanto en mi yo interior, que me dejó huella indeleble y amarga (puesto que amarga más que dulce es la vida) lo que me obligó a leerlo varias veces más, a lo largo de mi ya larga vida. Y ahora, “ya subido en los ochenta y dos agostos”; lo estoy volviendo a leer, como leo cada día por última vez de la cotidianidad de mis trabajos; o sea ya cansado del día y acostado en mi cama, la lectura es mi último trabajo, hasta que viene el sueño y me obliga a parar. Y como considero que esta será la última vez que lo lea; quiero dejar “mi semblanza” del mismo, por si ella anima a que lo lean algunos de mis lectores; puesto que es un libro intenso, largo, humano en extremo; y el que refleja y retrata, toda la sociedad francesa de ésa época, que transcurre entre las dos más terribles guerras que ha soportado esta desgraciada humanidad, a la que pertenecemos todos “los monos humanos”.
En ese libro que se centra en la medicina; “y todos los negocios sucios que en la misma existieron y puede que sigan existiendo; destaca en ello, no sólo sus miserias, sino igualmente la grandeza del verdadero médico, que es algo grande al servicio de “ese mono humano”; tenga dinero o no, sea de la estirpe que sea; y que lo antepone a cualquier otro interés propio; o sea como un médico que hubo aquí donde nací y vivo y que se llamó, Federico del Castillo García Negrete (no era pariente mío) el que “liberal de verdad”, fue encarcelado a consecuencias de sus ideas y de la terrible guerra civil española; e incluso, “le quitaron el permiso de ejercer como médico”; no obstante, y pese a ello, incluso en la cárcel, le dejaban ejercer como médico, puesto que aquellas miserables cárceles de la pos guerra, eran antesalas del cementerio para muchos de sus encarcelados; a los que, “se les solía dar libertad en fechas cruciales y en las que ya se sabía que fuera de la cárcel durarían poco”.

Este hombre como muestra de su carácter y personalidad, debo decir que; si era preciso visitaba gratuitamente, incluso dejaba dinero o medicinas a la familia del enfermo, por cuanto sabía de sus carencias económicas máximas; tuvo la valentía de recorrer esta ciudad, no sólo a pie, sino en bicicleta (cuando ya le repusieron la licencia médica) para atender, a su mucha clientela; y como significación de lo que debe ser un médico, le tenía dicho a su esposa: “si vienen a requerir mis servicios, sea la hora que sea, que sepas que estoy aquí y atiendo por tanto atenderé a quien sea y a la hora que sea, no olvides esto” (más o menos puesto que cito de memoria). Lo llegué a conocer en persona, si bien sin mantener relaciones. En Internet hay bastante biografía de este médico y sus antepasados.


En resumidas cuentas, que ese libro es uno de los pocos, que a lo largo de la vida, se pueden leer muchas veces y los que dejan tal riqueza en el lector, que procura conservarlo de por vida y propagarlo cuanto puede: Les dejo un resumen sacado de Internet.


“Resumen y sinópsis de Cuerpos y almas, de Maxence Van der Meersch:
Hospital Universitario de l’Égalité, finales de los años treinta. La vida del doctor Michel Doutreval, perteneciente a una ilustre familia de médicos de Anjou, es el hilo conductor que Van der Meersch utiliza para introducirnos en el microcosmos de la facultad de medicina: desde las vejaciones a las que son sometidas las prostitutas y tuberculosos por parte del equipo facultativo, hasta el corporativismo de los médicos de cuna y el arribismo de algunos doctores de procedencia humilde, que son capaces de todo con tal de mantener el estatus que tanto les ha costado conseguir. Así, médicos, estudiantes, enfermeras e incluso políticos conforman este magnífico fresco, un fiel reflejo de las condiciones de la época”. (De mi artículo de igual titular: 29-12-2019)
Pensiones para pobres, mendigos y para privilegiados: La justicia redistributiva, no existió jamás, por tanto hoy es lo mismo que ayer, o le época de “Nabucodonosor”; “el que parte y reparte se queda con la mejor parte”; todo lo demás son, “cantamañanas o capullos de Alejandría”; hoy como siempre, los que controlan los bienes públicos, los emplean o los saquean en beneficio propio y de, “los que pudiéndoles hacer sombra, han de taparles la boca, para que traguen”.


Pero lo que ocurre hoy, no tiene explicación; puesto que hasta “ayer mismo”, el hombre, ayudado con los medios “de sangre o de rudimentaria mecánica de que disponía”; no producía lo suficiente, ni para poder comer y dormir tranquilo en la rudimentaria vivienda que podía tener, si es que lograba tener estos míseros bienes. Hoy con los medios de que dispone, “ésta tan adelantada sociedad”, que lo es igualmente en salvajismo, avaricia, y falta de escrúpulos, también en grado superlativo… produce bienes de todo tipo, como para tirar, e incluso crear “los muladares podridos y hediondos que ha o hemos producido a lo largo del ancho mundo, de este por otra parte minúsculo planeta”… ¿Cómo pues, lo mínimamente necesario no llega a una enorme cantidad de pobladores del planeta? Ya lo digo arriba; “la avaricia principalmente”.


¿De dónde deben partir las pensiones? Por lógica, deben hacerlo, del “capital nacional acumulado sobre la base de los impuestos que recauda cada Estado”; ya no pueden basarse en lo que produce el individuo, puesto que a éste, hace ya mucho tiempo que lo anuló la técnica moderna y sus innumerables inventos. Ya sólo lo necesita como “aprieta botones o poner en marcha la máquina que sea”.


Lo que no es de recibo, es lo que ocurre hoy con “el reparto de los bienes comunes por ser estatales”; y que unos reciban, infinitamente lo que no van a necesitar, y que a otros, les llegue mucho menos de lo que imprescindiblemente necesitan para vivir medianamente bien. Veamos lo que otros opinan u opinaron.
(De mi artículo de igual titular: 01-01-2020)


Respuesta a “unos políticos” que me escriben valorando mis escritos:
Gracias por sus valoraciones: Pero son ustedes, los que se atreven a ir a gobernar hombres, los que tienen que tener esos valores que esos hombres necesitan o necesitamos, y que están fuera de «todo lo establecido»; la masa que «solo es eso masa»; terminaría por agradecerles UN BUEN GOBIERNO; sinceramente les deseo lleguen a ello y den un ejemplo, que España está necesitando HACE SIGLOS: Saludos cordiales: AGF 4-6-2021

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído