La zarrapastrosa vulgaridad de esta izquierda

La zarrapastrosa vulgaridad de esta izquierda

Quede claro, estimado lector, que el demostrativo que he usado en el título es absolutamente querido e intencionado. Me refiero a esta izquierda, la que ahora está en el poder. Hay otra izquierda, a la que muchos nos gustaría volver, que tiene las metas sociales que siempre hemos asociado con la izquierdaclásica pero que está desplazada por esta sanchopancesca izquierda de Sánchez, Echenique y Montero. Las Montero.

Se trata de una izquierda que ha hecho bandera de la vulgaridad, de la zafiedad y de la tosquedad. La izquierda que busca que la ordinariez en el vestir, en el hablar y en su comportamiento general sea banderín de enganche para una cierta España que piensa que vestir mal, ir con cierto desaliño indumentario ( muy lejano a aquel que preconizaba Machado) y hablar con ordinariez es prpgre, hace progre y viste de progre. Que es de lo que se trata.

Desconozco las razones por las que esa izquierda une su suerte al sanchopancismo verbal, gestual y actitudinal. Sin embargo esa ligazón está presente de manera continua en Adriana Lastra y su actitudes poligoneras, en Irene Montero y sus “solas y borrachas” (¿por qué “borrachas”? ¿Es ese el ejemplo que se propone a la juventud? ¿Se quiere normalizar la intoxicación etílica?) y en la verborrea ininteligible de la portavoz del gobierno, María Jesús Montero.

Considerar que representar a los ciudadanos en el Parlamento con atuendo y comportamiento elevados es indigno, clasista y políticamente incorrecto y que por contra es mejor ir con aspecto de volver de recoger la cosecha es la opción política que nos vende esa cierta izquierda, muy distinta de la de hace una generación, y que es comprada por millones de Españoles. Quizá por eso cambiamos de leyes de Educación cada vez que cambia el gobierno

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Pedro de Hoyos

Escribir me permite disfrutar más y mejor de la vida, conocerme mejor y esforzarme en entender el mundo y a sus habitantes... porque ya os digo que de eso me gusta escribir: de la vida y de los que la viven.

Lo más leído