CCOO advierte de que la situación actual de los servicios de Urgencias es de «desgobierno absoluto»

La situación actual de los servicios de Urgencias es de «desgobierno absoluto», según ha explicado el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (FSS-CCOO), Antonio Cabrera, durante las Jornadas sobre la situación de las Urgencias en el Sistema Nacional de Salud organizadas por el sindicato.

Cabrera ha justificado en declaraciones a Europa Press la conveniencia de esta reunión por la «existencia en la actualidad de un debate abierto sobre el estado de Urgencias y su situación organizativa». Para el representante del sindicato «existe un colapso con extensas listas de espera que producen agobio en los profesionales».

Además, tras la crisis «se han cerrado servicios complementarios como centros de salud o puntos de Atención Continuada de Atención Primaria», explica. El principal problema para Cabrera es la saturación, por lo que demanda que «los ciudadanos no recurran a Urgencias salvo que haya necesidad evidente y que se creen más dispositivos en Atención Primaria».

El secretario general de FSS-CCOO no ve que con malos ojos que cada comunidad autónoma decida cómo organizar su sistema de Urgencias, pero demanda «protocolos comunes». Para solucionar la problemática de este área de la Salud el miembro del sindicato reclama «abordar la situación en el Consejo Interterritorial, establecer pautas comunes de obligado cumplimiento y fomentar una coordinación».

LOS CIUDADANOS VEN EN URGENCIAS EL PUNTO DEBIL DE LA SANIDAD

Al tener contacto directo con los ciudadanos, Cabrera se atreve a manifestar que estos «tienen un buen concepto de la Sanidad española pero ven en Urgencias el punto débil». Además, explica que los profesionales «están hartos, tienen la sensación de estar al 120 por ciento al atender más de 300 urgencias diarias».

Referido a estos, asegura que están trabajando más horas de las reguladas y que «no se está cumpliendo la directiva comunitaria del máximo de 48 horas trabajadas». Esto es debido a la «falta de trabajadores», argumenta.

Cabrera subraya que los servicios de Urgencias «no están coordinados con las Emergencias o con Atención Primaria. Estos son los principales puntos negros», mantiene. Además, considera que «se ha recortado mucho en el ámbito extrahospitalario».

El sindicato solicitará una reunión con el nuevo titular de la cartera de Sanidad cuando este haya jurado su cargo. «Hay que retomar la mesa sectorial para mejorar el sistema sanitario público», reclama Cabrera.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído