El veterano cronista 'abronca' a los periodistas "cortesanos" que no hablan sobre aspectos tabú en la vida de la actual reina

Los oscuros secretos sobre Letizia contados por Peñafiel y que dejan temblando a la Casa Real

"Como Letizia no es Jesucristo, de cuya vida sólo se conoce a partir de los 30 años, ha sorprendido que se hayan ocultado acontecimientos muy importantes sucedidos antes del 22 de mayo de 2004, fecha de su boda"

Los oscuros secretos sobre Letizia contados por Peñafiel y que dejan temblando a la Casa Real
Doña Letizia El Mundo/GTRES

"Ocultar el nombre de David Tejera, el periodista de CNN Plus, con el que proyectaba casarse cuando apareció en su vida el príncipe Felipe, es falsear una vez más el recorrido por su vida con motivo del cumpleaños"

Vuelve a la carga el veterano cronista . En su colaboración semanal Azul & Rosa en LOC, pone de los nervios a la Casa Real, aprovechando el cumpleaños de la Reina Letizia, «la inefable consorte real cumplió unos bien llevados 45 años», para ponerla de vuelta y media a su manera.

En su columna que recoge ‘ESdiario‘, dice que

«como Letizia no es Jesucristo, de cuya vida sólo se conoce a partir de los 30 años, ha sorprendido que, entre tanta imagen y texto glamuroso, se hayan ocultado acontecimientos muy importantes sucedidos antes del 22 de mayo de 2004, fecha de su boda. Como si ocultándolos a la opinión pública no hubieran ocurrido».

Culpa de esta ocultación por parte de la prensa a «otros motivos que vergüenza debían dar», para entrar de lleno en la parte oculta de la biografía de la Reina Letizia. Así, lamenta que «ignorar, como se ha ignorado, que Letizia se casó a los 26 años en la localidad extremeña de Almendralejo con su profesor de Literatura, Alfonso Guerrero, de 36, el 7 de agosto de 1998, en una ceremonia civil oficiada por el alcalde del pueblo, Manuel Jesús Marín, del Partido Popular, y que su matrimonio sólo duró un año, es falsear, por omisión, la biografía. Es como si yo pretendiera ocultar mi anterior matrimonio», sentencia.

Del mismo modo Peñafiel critica que «tampoco se ha abordado en ningún artículo su estancia en la ciudad mexicana de Guadalajara. Ni su época en la que trabajó de cigarrera para ganarse unos pesos, promocionando por las calles una determinada marca de tabaco, como azafata de blanco y rojo, los colores de las cajetillas» y añade: «Testimonio gráfico tengo».

Jaime Peñafiel recuerda también la historia más reciente de Letizia y considera que «ocultar el nombre de David Tejera, el periodista de CNN Plus, con el que proyectaba casarse cuando apareció en su vida el príncipe Felipe, es falsear una vez más el recorrido por su vida con motivo del cumpleaños». Pero especialmente duro es al abordar un tema trágico: «Y qué decir de la muerte de su querida hermana Érika, la mayor tragedia de su vida. Yo tampoco podré olvidar, nunca, la muerte de Isabel, mi hija».

Y finaliza su rápido repaso por esta especie de biografía no autorizada deteniéndose en otro aspecto personal familiar:

«El divorcio de sus padres también fue un duro trance. Y eso que Jesús Ortiz esperó a que su hija Letizia se casara con Guerrero para anunciar la separación de Paloma Rocasolano, su esposa. Según David, el primo, «Telma y Letizia se arrojaron sobre su padre cuando anunció que quería el divorcio», lo que demuestra el trauma que produjo en ella. Como les sucede a muchos hijos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído