Los autónomos no tienen derecho a las vacaciones, ni pueden ponerse enfermos, tienen una salud digna de estudio.

Los trabajadores autónomos no son españoles, no tienen derecho a vacaciones

La política es el camino para que las personas sin principios puedan dirigir a las personas sin memoria. Voltaire

Los trabajadores autónomos no son españoles, no tienen derecho a vacaciones

En España tenemos reconocido el derecho a las vacaciones, pero no para todos, sólo para un colectivo de trabajadores que cumplan una condición, que estén trabajando por cuenta ajena y que por lo tanto pertenezcan al régimen general de la seguridad social.

El derecho al descanso y a las vacaciones es un derecho constitucional y como tal debe hacerse cargo el estado pero en nuestro país se establece como tal y lo pagan otros, quiere decir que el estado traslada la carga a los empresarios trabajadores autónomos, que en la mayoría de los casos están obligados a estar inscrito en el régimen especial de autónomos sin derecho a vacaciones pagadas.

Los trabajadores perciben su salario por prestar servicios, y también por no prestarlos, como sucede con las vacaciones, nuevamente esta situación genera una discrepancia entre el estatuto de los trabajadores y la realidad de hecho, el marco laboral debe cambiar inmediatamente para que el mercado funcione y se creen puestos de trabajo y el país crezca con todos y para todos. El estado debe hacerse cargo del pago de las vacaciones de todos los españoles, sean trabajadores por cuenta ajena o por cuenta propia, no puede mantenerse que haya millones de autónomos que trabajan las veinticuatro horas todos los días de la semana y no tengan ni tiempo para el descanso y para estar con sus familias.

Es necesario sin la menor duda un cambio general de nuestro sistema de relaciones laborales, un cambio que trate a todos por igual en cuanto a los derechos constitucionales y que el estado se haga responsable del pago de estos derechos, evitando que todas las obligaciones caigan encima de los trabajadores y de los emprendedores, que premie y recompense a todos no sólo al estado que escribe dictando leyes que luego no tienen partidas económicas para su ejecución sino que las facturas son pagadas por otros.

Para terminar debemos reiterar que los trabajadores autónomos no  pueden ni tener vacaciones ni pueden ponerse enfermos, tienen que contar con la ya legendaria salud de oro por la que no necesitan bajas sanitarias ni por tanto vacaciones y sobre todo aguantar las cargas que otros dispensan sin tener voz ni voto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído