EL GOBIERNO SOCIAL-COMUNISTA, SUS AMIGOS, SOCIOS Y COMPINCHES

El ministro Marlaska se estrena fulminando a la secretaria de estado de Seguridad y al director de la Guardia Civil

El ministro Marlaska se estrena fulminando a la secretaria de estado de Seguridad y al director de la Guardia Civil
Félix Azón, Fernando Grande-Marlaska y Ana Botella. PD

Lo de Fernando Grande-Marlaska, que fue un juez notable, es de aurora boreal. Un ejemplo luminoso de cómo el sillón ministerial y la vanidad, pueden arruinar un brillante curriculum.

Sigue Grande-Marlaska en el Gobierno y se ha estrenado en su segunda entrega a lo grande.

Lo primero que ha hecho el titular de la cartera de Interior, antes incluso de entrar al despacho, ha sido ‘fulminar’ a tres de las personas de ‘máxima confianza’ que le han acompañado durante el último año y medio en el ministerio.

Se ha cargado de un plumazo a Ana Botella, secretaria de Estado de Seguridad, y a Félix Azón, director general de la Guardia Civil.

Y aprovechando el impulso, se ha llevado Grande-Marlaska también por delante a Mar Hedo, su directora de Comunicación.

El motivo ‘extraoficial’ de los ceses, parece ser la seguridad en Cataluña, unido a la sensación de que entre los siempre esforzados agentes de la benemérita, el ministro tiene cada día peor imagen.

La abrupta salida de Félix Azón de la Dirección General de la Guardia Civil no era esperada en absoluto or el interesado, aunque desde hace tiempo había informaciones en el sentido de que su trabajo no era del agrado de Marlaska.

Probablemente, en su salida haya tenido que ver también la polémica por la cesión de las competencias de Tráfico a Navarra, arrancadas por el PNV al Gobierno.

Azón se comprometió en Navarra a que eso no se produciría -por cierto, lo mismo hizo el ministro-, y no ha sido capaz de acallar las críticas en el seno del Insttuto Armado.

La decisión del ministro del Interior es una buena noticia para los guardias civiles, según una nota de la Asociación Española de la Guardia Civil:

 “Este juez, que llegó presumiendo de ser hijo del cuerpo, ha sido, paradójicamente, incapaz de conocer la realidad de la Guardia Civil y de los guardias civiles, entender sus necesidades y peor aún, defender su trabajo, su valía y sus intereses».

Igualmente, operaciones como las de los CDR, o el cese del coronel Manuel Corbí como jefe de la UCO, causaron encontronazos entre el ministerio y la Benemérta, que ha visto como estos meses ha perdido peso en el Ministerio del Interior.

lA Ana Botella, hasta ahora secretaria de estado de Seguridad y número 2 del ministerio, también le ha debido pillar el asunto por sorpresa, porque en su toma de posesión, Marlaska había alabado muy especialmemte su trabajo.

Lo de Mar Hedo, estaba cantado, porque los directores de comunicación son como los entrenadores de fútbol: los primeros que pagan cuando empiezan a ir las cosas mal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído