La fosa de Lorca podría haber sido removida

¿Dónde está el poeta?… ¿Y los demás?

La leyenda popular sostiene que reposa en la Huerta de San Vicente

Lo que se vé en las imágenes es una manipulación manual o mecánica del terreno

Hay una certeza. Alguien removió la fosa donde reposan presuntamente los restos del poeta Federico García Lorca en Alfacar (Granada). Transcurridos 70 años, la pregunta está en el aire.¿Dónde está el poeta? 

Pero ¿dónde estás los cuerpos del maestro Dióscoro Galindo, los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, y el inspector de tributos Fermín Roldán, fusilados por los franquistas durante la Guerra Civil junto al de Lorca.

Desde la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica sostienen que «la no-presencia de los restos de Federico García Lorca en la fosa no haría más que confirmar algunas de las versiones. Sin embargo, el objeto de la exhumación es recuperar los restos de tres desaparecidos reclamados por sus familiares: Los dos banderilleros y el maestro».

Todos ellos habrían sido enterrados en el parque del Alfacar. Que alguien removió la tierra queda demostrado tras el estudio con geo-radar efectuado por el técnico Luis Avial. Las señales emitidas demuestran que la fosa sufrió una remoción posterior al enterramiento de los cuerpos.

El equipo de Luis Avial explica en ABC detectó una anomalía en la superficie al lado del camino que rodea la fosa. Allí una de la imágenes registra una ruptura en superficie que tiene continuidad en otros dos radogramas transversales consecutivos. La primera hipótesis que Avial consideró al estudiar las imágenes es que algún jardinero podría haber excavado una zanja para plantar un árbol o un arbusto.

«Si tú remueves material de una fosa y luego vuelves a cubrirlo, cuando te vas está perfecto, pero por dentro los estratos ya no quedan como estaban. Lo que se vé en las imágenes es una manipulación manual o mecánica del terreno, posterior al enterramiento en la fosa», señala.

UNA HIPÓTESIS POÉTICA

Desde el ámbito popular y el académico, siempre ha planeado la duda sobre el paradero del poeta. Sobre si su cuerpo fue exhumado por su familia para darle sepultura en la Huerta de San Vicente.

El silencio rodea esta hipótesis. Laura García Lorca, sobrina nieta de Lorca, adelantó que la familia se someterá a las pruebas de ADN para facilitar las tareas. Después, pase lo que pase, decidirán qué hacer con ellos.

Quién sabe si ya no tendrán que sopesar que hacer con ellos porque el poeta descansa desde hace mucho cerca de ellos.

Y es que según algunos testimonios recogidos en una tesis doctoral de 1994 (obra de María José Córdoba) don Federico, destrozado por la muerte de su hijo buscó la manera de recuperar el cuerpo. Reunió 300.000 pesetas de la época para las autoridades con el fin de que le permitieran desenterrar el cuerpo dos días después de su muerte, a las tres de la mañana. Fue trasladado a la Huerta de San Vicente, bajo la sala del piano.

Un final que, de confirmarse, estaría rodeado de lirismo. No así para el resto de familiares, que desconocen aún el paradero de sus seres queridos.

¿Dónde están Dióscoro Galindo, Francisco Galadí, Joaquín Arcollas y Fermín Roldán?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído