ETA. Cospedal: «El PP no va a acordar nada con el Gobierno que permita a ETA presentarse a las elecciones»

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, advirtió hoy a Zapatero de que su formación «no va a acordar nada con el Gobierno ni con nadie que permita a ETA presentarse a las elecciones».

Cospedal se mostró así de contundente durante la inauguración del 13� Congreso Nacional que Nuevas Generaciones del PP celebra este fin de semana en Zaragoza, donde el diputado nacional Nacho Uriarte cede el testigo al frente de esta organización juvenil después de cinco años.

En su intervención ante un millar de jóvenes del PP, Cospedal sentenció que el entorno político de ETA «no puede estar» en las elecciones municipales del próximo 22 de mayo y, por eso, pidió impedir por todos los medios que presenten candidaturas a los comicios.

La «número dos» de los populares aprovechó su discurso para enviar un mensaje contundente contra el entorno de ETA y advertir al Ejecutivo de Zapatero de que «el PP no va a acordar nada con el Gobierno ni con nadie que permita a ETA presentarse a las elecciones».

«No hay negociación posible, no hay diálogo posible, no hay presencia en las elecciones, no hay presencia en las instituciones, no pueden estar porque son lo mismo que han sido siempre: asesinos, chantajistas y una banda de criminales terroristas», sentenció.

Cospedal respondió también a la acusación de la socialista Elena Valenciano, que el miércoles definió como «fotografía de la infamia» la presentación de un libro sobre la lucha contra ETA en la que Mariano Rajoy coincidió con José María Aznar, Jaime Mayor Oreja y Ángel Acebes.

Para la secretaria general del PP, «foto de infamia es la del etarra brindando porque ha salido a la calle», como hizo el terrorista José María Sagarduy Moja, alias «Gatza», cuando el miércoles abandonó la cárcel y llegó a su casa.

Asimismo, Cospedal arremetió contra el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para pedirle responsabilidades políticas por el chivatazo del bar «Faisán» en mayo del año 2006.

«El ministro del Interior ya lleva tardando y tarda demasiado tiempo en dar una explicación; y dejar de esconderse y explicar cómo es posible que se haya conocido un chivatazo en el bar ‘Faisán’ de manera acreditada y demostrada que es uno de los mayores escándalos de la democracia de España», añadió.

Según Cospedal, las responsabilidades políticas de Rubalcaba en el «caso Faisán» le habrían obligado a «dimitir» si estuviera en cualquier otro país democrático, en el caso de que no hubiera sido cesado antes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Lo más leído