LO PEOR

 

El dar con buenas personas,

Si no a menudo, das algunas veces,

No como pan en tahonas,

Ni como en el mar peces,

Pero si tal como un oasis en zonas

Desiertas, si, aunque queme el sol, no abandonas

 

Tu fe en la buena suerte,

Pues, donde menos piensas, salta la liebre;

No obstante, el hacerte

A comer en el pesebre

De la Política, cerezas del Jerte,

Más que con ellas, puedes dar en la muerte;

 

Salvo honrosas excepciones,

Los Políticos, si no el oro y el moro,

Prometen a borbotones,

Lo que saben en su foro

Interno, que no pueden … Dar pregones

Que son buenas personas, … ¡manda cojones!;

 

Quien, de su palabra fiado,

Cree que en su huerto sin labor los abrojos

Serán frutales, va dado;

Sobre todo, si son Rojos

Los Políticos, pues sin riego ni arado,

Que es lo suyo, cornudo apaleado;

 

Te pedirán para abono,

Insecticidas y pago de jornales,

Tu voto y, subiendo el tono

De voz, auroras boreales

Prometen todos los días el patrono,

Si hay poltrona, y, si no, cacahuetes al mono;

 

Lo peor es que Rojos en el Gobierno

Hay más que condenados en el infierno;

En la Política más que en el cuerno

De la abundancia, y en la vida, odio eterno,

Más que entre una mala suegra y un mal yerno.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído