OTRO DÍA

OTRO DÍA

 

En vez de escribir versos,

Más me gustaría ser un poeta:

Saborear los diversos

Placeres del planeta

Y no abominar de tanto jeta;

 

Darle el aguinaldo

A la gente que feliz nos sonríe,

Y no ponerle a caldo

A quien borde se ríe

De nosotros y a mentiras nos fríe;

 

Darle la enhorabuena

A quien decente se gana la vida,

Y a quien nos la envenena,

Vil, desde su subida

Al Poder, desear pronto su caída;

 

Estos son los Cabezas,

De los miembros y miembras, tal su saña,

Ebrios de sus vilezas,

Dada a darnos caña,

Que, quien no es un cero, es una castaña;

 

 

Entre ellas merece

Una mención especial la tal Calvo,

Que si martes y trece

No nació, tanto albo-

rota, que de peor suerte no queda a salvo;

 

Como la lista es larga

De quienes nos hacen la vida un infierno,

Y a nadie la amarga

Un dulce, guardo el cuerno,

Y otro día hablaré del Gobierno;

 

Aunque me gustaría que mi dieta,

No fueran los versos, sino … ¡ser poeta!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído