Santiago López Castillo

¡Mande firmes! ¡Manda huevos…!

¡Mande firmes! ¡Manda huevos…!
Santiago López Castillo. PD

Solo a un ser iluminado como Zapatero se le habría ocurrido nombrar ministra de la cosa a una antimilitarista y secesionista catalana. Si únicamente hubiera sido esta designación, podría que pasase, pero lo vergonzoso fue poner al frente del JEMAD (Jefe del Estado Mayor de la Defensa) a un general que traicionó sus principios militares, jura de la bandera, por nombre José Julio Rodríguez, que en la reserva se fue al partido podemita o comunista del Coleta que persigue la desmembración de España, objetivo contrario a la Constitución (art. 8. 1), y, por lo tanto, perjuro y en expresión popular, traidor a la Patria (presunto, joder con el reiterativo adjetivo porque si no viene el juez progre y te cruje).

En suma, que Carme Chacón, dígase Carmen, virgen venerada y venerable por el ancho cielo nacional, dice «no» a concurrir a las elecciones con vista a tierra en el mes de junio. Miembro/miembra de la ejecutiva del PSOE, no alega cuestiones personales, que sería lo socorrido, sino motivos políticos que apuntan contra el zapaterista cum laude de Pedro Sánchez, la egolatría en persona. Y así, al parecer, le aconseja su marido Miguel Barroso, uno de los más brillantes estrategas del Partido Socialista.
Algunos piensan que tras el batacazo del 20-D había que salir del barco del puño y la rosa con más decencia que las ratas. En las bodegas de los partidos los roedores hacen grandes destrozos siempre moviendo el rabo y dando grandes mordiscos. Carmen Chacón busca su oportunidad, es madura, no vieja, 45 años, profesora de Derecho Constitucional, la cantidad de parlamentarios que practican la docencia de la Carta Magna pero la incumplen; la socialista, trataba de decir, es sabedora del efímero papel de Pedrito Sánchez, al que sus ínclitos, sobre todo el febril de Antonio Hernando, aúpan como si fuera, es un decir, el Cid redivivo para seguir ganando batallas con la imaginación.

Con ella se van Irene Lozano, la ex de UPyD, que ponía a caldo al PSOE, y que la fichó el egocéntrico Sánchez con el partido en contra de ella, y posiblemente la ex comandante que montó el pollo con un supuesto acoso sexual, mientras que el partido tiene entre sus mandamases a un maltratador de su esposa, el ínclito Eguiguren. Madina, otro vasco, que no traga a Sánchez y por el que bebe los vientos Susanita Díez, podría ser incluido en las listas del 25-J. Y con Dios, asimismo, y no vuelvas, Paxi López, también conocido por Patxi Nadie o el breve, cuyas actuaciones en la Cámara Baja fueron contabilizadas por mentecateces.

¡Mande firmes! ¡Manda huevos…!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído