Jordi Rosiñol Lorenzo

La llave del baúl

La llave del baúl
Jordi Rosiñol Lorenzo. PD

¿Existe el mundo ideal? La respuesta negativa a la cuestión parece, o mejor dicho, parecía la respuesta más razonable hasta hace un corto espacio de tiempo. Hasta que del antiguo baúl, donde bajo llave se guardaron en su día las teorías libertarias de la primera mitad del siglo XX, ideología que acompañada a otras, llevaron el caos, el sufrimiento, y a la deshumanización en la España del pasado siglo, extravagantes ideas que bajo un aire de superioridad divina, pretenden dar respuesta a la bondad y a la perversidad natural del ser humano.

Y así, a semejanza de la búsqueda infructuosa en su día del Santo Grial por la mágica sierra de Montserrat, llevan más de setenta años buscando el arcón los biznietos del resentimiento revanchista, una búsqueda que tiene el fin de volver a imponer su contenido en las gentes que tantos años llevan huyendo de la imposición violenta de quienes se otorgan el poder total sobre la vida de la población.

Paradójicamente, el mapa con las coordenadas que indican el lugar donde se enterró el cofre, se las facilitan los descendientes políticos de quienes sufrieron en sus carnes la persecución clasista por sus creencias, por su ideología conservadora.

El hoy desconocido catalanismo ha dejado de ser moderado, razonable y responsable. El famoso «seny català» ha mutado, ha involucionado, de gris mariposa ha vuelto a ser crisálida atrapada esta vez en la malla nada sedosa del movimiento anti-sistema en Cataluña.

Atrapados a cambio de su apoyo ante un hipotético, histriónico y esquizofrénico proceso de independencia, con ese fin han vendido la libertad y el bienestar de la sociedad catalana. Pero para los que desean asumir el poder, el control total de todo, con eso no les basta, y paulatinamente exigen más, exigen las llaves del baúl.

Y como no, ya es un clásico, en Madrid, desde el foro los diversos gobiernos centrales miran hacia otro lado, eso en el mejor de los casos, y en el peor, con la torpeza interesada colabora con quien quiere destruir la convivencia, la igualdad y la libertad individual.

Y es que, algo huele mal, y el olor empieza a ser insoportable, se huele con levedad, en el ambiente se respira el tufo de los «paños calientes» que silencioso se hace paso por la meseta en dirección al Mediterráneo.

Y aunque algunos no lo vean, no lo quieran ver, quizás o les interesa ver, los Gargantè de turno están de enhorabuena, ya que posiblemente les abran la caja de pandora, les abran el baúl con la llave maestra mal custodiada, viendo así cumplidos sus anhelos de volver a someter España al anarquismo libertario, celebrado entre ocupaciones, manifestaciones violentas, y decisiones arbitrarias sobre la propiedad y la libertad de las personas, celebrando el mundo «ideal».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído