En la Conferencia Sectorial de Educación

Comunitat Valenciana pide al Ministerio que superar la prueba final de Primaria de lengua extranjera equivalga al A1

Inciden en que el alumnado obtenga el reconocimiento de su nivel de idiomas.

Comunitat Valenciana pide al Ministerio que superar la prueba final de Primaria de lengua extranjera equivalga al A1
María José Catalá EP

La Comunitat Valenciana va a llevar a la Conferencia Sectorial de Educación que se va a celebra hoy, 29 de enero de 2014, y que pondrá sobre la mesa el proyecto de real decreto por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria, de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato que desarrolla la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce)– varias propuestas que inciden en que el alumnado obtenga el reconocimiento de su nivel de idiomas, principalmente el inglés. Entre otras peticiones, esta autonomía planteará que aprobar la prueba final de Primaria de lengua extranjera equivalga al A1.

Así lo han avanzado a Europa Press fuentes de la Conselleria de Educación, que han señalado que, en relación con los idiomas, la administración central –a propuesta de la Comunitat Valenciana–, ha incorporado un nuevo artículo (62.1), que dice textualmente que «el Gobierno determinará, previa consulta a las comunidades autónomas, las equivalencias entre los títulos de las Enseñanzas de idiomas y el resto de los títulos de las enseñanzas del sistema educativo».

En este sentido, la Generalitat reiterará al Gobierno central que active «de inmediato» las siguientes equivalencias: A1, para el alumnado que supere en la prueba final de Primaria –que no tiene título directo– la correspondiente a la primera Lengua extranjera o, en su caso, la segunda; el A2, para los estudiantes que superen en la prueba final de ESO; y el B1 para los que pasen la final de Bachillerato.

De esta forma, se reservaría el nivel B2 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL) para la Universidad, tal y como la Conselleria ha planteado reiteradamente con el fin de que «las futuras generaciones entrarán en el sistema con un adecuado nivel de idiomas».

Igualmente, la Consellera de Educación, Cultura y Deporte pide al Gobierno que, en la negociación del Estatuto de la Función Pública docente, incentive al profesorado que –formando parte de un proyecto global–, diseñe y elabore para las distintas enseñanzas materiales didácticos y textos propios para el aula.

Desde el departamento de Campanar también abogan por que la evaluación diagnóstica propia de la Comunitat Valenciana se realizará a la finalización del primer curso de la Educación Primaria, «con la finalidad de detectar de forma temprana las características diferenciales del alumnado y dar respuesta inmediata a las mismas». Estas características no se referirán únicamente a las dificultades de aprendizaje, sino también –por ejemplo–, a las altas capacidades intelectuales.

Dada la nueva ordenación académica de la Lomce, que incorpora nuevas materias, la Consellera solicita igualmente al Gobierno que active un mecanismo que permita obtener a los docentes nuevas habilitaciones en otras materias.

Precisamente, a la consellera de Educación, María José Català, se le ha preguntado este martes por las expectativas con las que acude esta autonomía a la Conferencia Sectorial. La representante del Consell ha subrayado que la Comunitat trabajará para que el desarrollo del calendario de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) permita incorporar las novedades de la nueva regulación «con tranquilidad» y «aportando calma» al sector educativo.

Català, que se ha pronunciado de esta manera a preguntas de los medios en un acto de homenaje al escritor Blasco Ibáñez, se ha mostrado satisfecha de la «buena sintonía» existente entre la administración estatal y autonómica en este tema, ya que, según ha recordado, «la Comunitat ha hecho un documento de aportación con cerca de 26 puntos, de los que se han recogido 12 y por ello estamos muy satisfechos de que el Gobierno las acoja».

«Una de las principales –ha proseguido– es el valor que había que dar al valenciano y hemos conseguido una consideración a nivel curricular y académico equivalente a asignatura de lengua y literatura española, lo que pone de manifiesto, de alguna manera, la buena sintonía entre el Gobierno y la Comunitat en materia educativa».

«COMPROMISO DE SEGUIR APORTANDO»

Català ha agregado que llega a la reunión de hoy «con el compromiso de seguir aportando, sobre todo en el apartado del desarrollo curricular y de intentar que el calendario de aplicación de la Lomce permita hacer una incorporación de las novedades de la ley con tranquilidad, intentando aportar mucha calma al sector educativo y que sea progresivo».

«Esta ley aporta un complemento al sistema educativo español la cultura de la evaluación», ha defendido Català, que ha destacado el descenso que se ha producido en la tasa de abandono escolar prematuro en la Comunitat, hasta colocarse un punto por debajo de la media nacional, «gracias a la incorporación de la cultura de la evaluación y la exigencia al sistema educativo valenciano».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído