Fiesta de San Vicente Mártir

Cañizares insta a «vivir la fe sin ocultarla ante el mundo»

"La fe nos hace ser hombres nuevos con la novedad del Evangelio y eso cambia el mundo"

Cañizares insta a "vivir la fe sin ocultarla ante el mundo"
El cardenal Cañizares preside la misa de San Vicente en Valencia Archivalencia

Los mártires han llevado verdaderamente a cabo la 'revolución de Dios' en el mundo, que es sencillamente, la del amor sin límites hasta dar la propia vida

(Archivalencia).- El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha llamado este lunes en la fiesta de San Vicente mártir, patrón de la diócesis de Valencia, a «reavivar nuestra fe, y a vivirla intensamente, sin ocultarla ante el mundo, ni en la vida social, cultural o familiar; en ningún ámbito de la vida no dejemos la fe ‘a la puerta de’ donde estemos».

En su homilía durante la misa solemne que ha presidido en la Catedral, el Arzobispo ha precisado que el martirio de San Vicente y de todos los mártires muestra, precisamente, que «la fe no es para la vida privada, sino que se refleja en toda la vida humana, abarca toda ella, porque nos hace ser hombres nuevos con la novedad del Evangelio y eso cambia el mundo».

A este respecto, también, el cardenal Antonio Cañizares ha calificado a San Vicente y a todos los mártires como «mártires de la verdad» y los ha descrito como «los verdaderos reformadores de la Humanidad, son centinelas de un nuevo siglo, de una nueva época, y están expresando que el cambio decisivo del mundo está en aceptar a Dios como Señor de nuestras vidas». Todos ellos son los que «han llevado verdaderamente a cabo la ‘revolución de Dios’ en el mundo, que es sencillamente, la del amor sin límites hasta dar la propia vida».

La misma Iglesia en Valencia «es testimonio de la fecundidad del grano de trigo que muere para dar fruto», ha manifestado el cardenal Cañizares, que ha señalado que en San Vicente y en todos los mártires «encontramos el futuro del hombre, del testimonio Jesucristo sólo, Rey y Señor único, de la verdadera sabiduría, que es la verdad de Dios, para alcanzar la felicidad, la libertad y el amor».

En San Vicente y en todos los mártires «vemos cómo mueren como testigos de la verdad, esa que que nos hace libres y que se realiza en el amor», ha añadido.

Finalmente, «en los mártires tenemos el gran testimonio de que sólo la verdad, la verdad que procede del Señor, es la que hará una humanidad nueva, y que producirá un cambio en nuestra sociedad, porque es la auténtica sabiduría, la sabiduría de la cruz, del amor que salva». Por el contrario, «cuando se ofusca la verdad y se impone el relativismo como gran dogma de la modernidad y de la sociedad avanzada, se oscurece el futuro del hombre y se va a la ruina».

A este respecto, ha señalado el Cardenal de que «hay corrientes de pensamiento sociales y culturales que creen que la libertad está en el relativismo, o en dar rienda suelta a lo que cada uno quiere, y esto nos está conduciendo a un individualismo total y esto no es fruto simplemente de una moral o un credo, sino que son los hechos, a los que nos conduce una cultura o unas ideologías en la que Dios no cuenta, a un mundo inhumano que mata antes de nacer o que elimina en las fases últimas de la vida».

Sobre ello, ha evocado además el Cardenal los mensajes del Papa Francisco en su reciente visita apostólica a Chile y Perú la semana pasada, donde «ha dicho cosas muy fuertes que también nos valen para España y para Europa, porque cuando el hombre se separa de Dios deja de ser hombre«.

Al final de su homilía, el cardenal Antonio Cañizares ha alentado a «pedir a Dios por toda Valencia y por toda la diócesis para que recobre el vigor de una fe vivida, arraigada profundamente, porque éstas son nuestras raíces, esto es lo que es Valencia y Valencia no es otra realidad, la que se asienta en la fe y en la sangre de los mártires».

Con el Arzobispo ha concelebrado en la misa solemne el obispo auxiliar monseñor Esteban Escudero, el cabildo de la Catedral y sacerdotes de la Universidad Católica de Valencia «San Vicente mártir».

Antes de impartir la bendición final, se ha desarrollado la procesión con la imagen de San Vicente Mártir, escoltada por un piquete militar y la Banda Municipal de Valencia. En su recorrido por los lugares vicentinos, el paso de la imagen de San Vicente ha sido acogida por los aplausos de los valencianos y desde numerosos balcones engalanados se han lanzado hojas de laurel.

Concluida la procesión, el cardenal Cañizares ha impartido la bendición final con la que ha concluido la misa en la que también ha intervenido la Coral Catedralicia.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído