Irarrázaval había sido nombrado auxiliar de Santiago de Chile hace menos de un mes

El papa Francisco acepta la renuncia exprés de un obispo chileno

El papa Francisco acepta la renuncia exprés de un obispo chileno
El sacerdote Carlos Eugenio Irarrázaval Errázuriz. EP

Marcha atrás. El papa Francisco aceptó la renuncia del sacerdote Carlos Eugenio Irarrázaval Errázuriz, quien había sido nombrado el pasado 22 de mayo de 2019 como obispo auxiliar de la arquidiócesis de Santiago de Chile.

La renuncia sorprendió a los expertos en la materia ya que el obispo electo no había tomado posesión aún del cargo y figuraba entre los primeros nombramientos que hacía el pontífice tras la renuncia en bloque el año pasado del episcopado chileno después de los escándalos por encubrimiento de abusos sexuales.

«La decisión ha sido fruto de un diálogo y de un discernimiento conjunto, en el cual el papa Francisco ha valorado el espíritu de fe y humildad del presbítero, en favor de la unidad y bien de la Iglesia que peregrina en Chile», explicó en una declaración el arzobispo Celestino Aós, administrador apostólico de la arquidiócesis de Santiago de Chile.

La unidad y el bien al que hace referencia el comunicado tiene que ver con la polémica que ha rodeado a Irarrázaval en las últimas semanas.

Todo apunta a que el religioso chileno haya decidido renunciar al cargo tan precipitadamente por las controversias causadas por sus declaraciones contrarias a los judíos, la mujer y el movimiento feminista.

«Es cierto que en la última cena no había ninguna mujer sentada a la mesa y eso tenemos que respetarlo también», comentó el sacerdote poco después de ser nombrado como obispo auxiliar el mes pasado.

Además, dijo que «quizás» a las propias mujeres les gusta más tener un papel secundario, «en la trastienda».

Previamente, había ofendido a la comunidad judía. «La cultura judía es una cultura machista hasta hoy día. Si ves a un judío caminando por la calle, la mujer va 10 pasos atrás, pero Jesucristo rompe ese esquema, Jesucristo conversa con las mujeres, conversa con las mujeres adúlteras, con las samaritanas, Jesucristo deja que las mujeres lo cuiden. ¿A quién le pidió que anunciara la resurrección? A la Magdalena, una mujer», señaló el cura.

Al mismo tiempo, fueron criticadas sus palabras sobre los casos de abuso sexual que se están investigando en el seno de la Iglesia chilena. Irarrázaval manifestó que lo que hay que hacer es mirar hacia adelante porque «revolver un arroz recalentado no sirve de nada».

El sacerdote chileno, que fue director de Radio María, continuará como párroco de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de Santiago.

Carlos Eugenio Irarrázaval Errázuriz se vinculó a la conocida parroquia en el año 2011, un año después de que estallaran las denuncias contra el cura Fernando Karadima, poderoso emblema de esa parroquia y protagonista de los escándalos que sacaron a la luz la cultura del abuso en el clero de Chile.

En un primer momento, su nombramiento se vio como un reconocimiento a la labor pacificadora y de atención a las víctimas que desarrolló desde 2011 en la parroquia de la comuna de Providencia de Santiago de Chile, sustituyendo a Juan Esteban Morales, sucesor del ahora exsacerdote Karadima.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido