El régimen impone nuevas medidas administrativas de control

China exige a los grupos religiosos una sumisión total al Partido Comunista

China exige a los grupos religiosos una sumisión total al Partido Comunista
El presidente chino, Xi Jinping. EP

Pese al acuerdo firmado entre la Santa Sede y China, el régimen comunista sigue empeñado en controlar la religión y que la Iglesia y el resto de credos esté sometida al Partido. De este modo, a partir del 1 de febrero de 2020 se aplicarán nuevas medidas administrativas de control sobre los grupos religiosos en China.

El texto de las Medidas administrativas para los grupos religiosos está formado por 6 capítulos y 41 artículos que tratan de la organización, de las funciones, de los cargos, de la supervisión, de los planes de trabajo y de la administración económica de las comunidades y de los grupos a nivel nacional y local. Cada aspecto de la vida de las comunidades religiosas –con respecto a las enseñanzas, a los encuentros, a los proyectos anuales y cotidianos– debe ser sometido a la aprobación del departamento para los asuntos religiosos del gobierno.

Además del control capilar de cada movimiento de las comunidades, las nuevas medidas exigen que el personal religioso apoye, promueva y realice entre todos los miembros de sus comunidades una sumisión total al Partido comunista chino.

En el Art. 5 se afirma que «las organizaciones religiosas deben adherir a la dirigencia del Partido comunista chino, observar la Constitución, las leyes, los reglamentos y las políticas, adherir al principio de independencia y de auto gobierno, adherir a las directivas sobre las religiones en China, actuar los valores del socialismo…».

El Art. 17 exige aún más: «Las organizaciones religiosas deben difundir los principios y las políticas del del Partido comunista chino, como también las leyes nacionales, los reglamentos, las reglas al personal religioso y a los ciudadanos religiosos, a apoyar a la dirigencia del Partido comunista chino, apoyando el sistema socialista, adhiriendo y siguiendo el sendero del socialismo con características chinas…».

Un sacerdote católico chino explica desde el anonimato que en «la práctica, no cuenta más la religión, si eres budista, o taoísta o musulmán o cristiano: la única religión admitida es la fe en el Partido comunista chino».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído