Debió costarle la vuelta de semis en la Copa, pero el árbitro se hizo el 'sueco'

Luis Suárez protagoniza otra nueva agresión sin balón, que se quedó sin tarjeta

El del Barça dio una patada por detrás y sin balón a Vezo que fue sancionada

Luis Suárez protagoniza otra nueva agresión sin balón, que se quedó sin tarjeta
Secuencia de la agresión de Luis Suárez a Vezo durante el partido Barça-Valencia. EP

Apercibido como estaba Suárez, de haber visto la tarjeta, no habría jugado el partido de Mestalla

Ya no muerde a los rviales, pero sigue con sus malas mañas. Luis Suárez arrastra una negra leyenda. La leyenda de sus agresiones. Ya antes de llegar al Barça la desarrolló.

El mordisco a Chiellini fue la más famosa. En los últimos tiempos se ha vuelto a recrudecer. Hablan los rivales del uruguayo de trato de favor. De agresiones sin sancionar o insultos a los árbitros impunes.

Este 1 de febrero de 2018, ante el Valencia, en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, el delantero recayó.

Agredió a Vezo pero su acción quedó, de nuevo, sin castigo. No vio la amarilla. Buena noticia para él porque, de haberlo hecho, el charrúa no habría estado en el partido de Mestalla.

A lo largo de este torneo el delantero ha visto ya dos amarillas. Una, por cierto, por protestar. Se la sacó Mateu Lahoz en la vuelta de cuartos ante el Espanyol. Si ve una tercera cartulina más, no jugará el siguiente partido.

De haberlo hecho esta vez habría dejado a su equipo sin su presencia en un partido, el de Mestalla, que se antoja ya de por sí complicado y complejo.

Todo pasó en el minuto 44 de partido cuando sus compañeros le buscaron en un balón en largo. Suárez amagó con correr para tratar de coger la pelota pero Vezo, defensa central de los ché, salió rápido al cruce y pasó por delante de Suárez.

La pelota estaba lejos y con la protección del zaguero era más que imposible. En el momento en el que el defensa se puso por delante de la posición de Suárez, el ‘9’ soltó la pierna izquierda y dio una patada al defensa que le hizo trastabillarse y caer al suelo quejándose.

Apenas vio lo que pasó, Suárez protestó alegando que Vezo estaba fingiendo. Los futbolistas del Valencia protestaron a Sánchez Martínez, el árbitro del partido, pero éste no sacó amarilla.

Su actuación ya estaba siendo polémica porque no expulsó diez minutos antes a Sergi Roberto por una dura entrada sobre Pereira. Le mostró Amarilla. Debió haber sido roja.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído