CAMINO A LA NUEVA NORMALIDAD

¿Compartir una ración del bar? No, gracias

La reapertura trae una serie de cambios como las cartas de los restaurantes en formato electrónico o una pizarra y las tapas individuales

¿Compartir una ración del bar? No, gracias

Madrid entró en la fase 2 el lunes 8 de junio de 2020 y una de las grandes novedades fue la reapertura del interior de bares y restaurantes con un aforo máximo de hasta el 50%. Hasta el momento, en la fase 1 el único lugar en el que se podían consumir bebidas y alimentos eran las terrazas.

La reapertura trae una serie de cambios como las cartas de los restaurantes que tienen que ofrecerse en formato electrónico o una pizarra, desaparecen temporalmente los servilleteros y el típico dúo de aceite y vinagre, o sobres de kétchup, mostaza y mayonesa.

La Orden SND/399/2020, del 9 de mayo, explicaba en el capítulo 1, artículo 6, que «cuando de acuerdo con lo previsto en esta orden el uso de los aseos esté permitido por clientes, visitantes o usuarios, su ocupación máxima será de una persona, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante. Deberá procederse a la limpieza y desinfección de los referidos aseos, como mínimo, seis veces al día». Por lo que nos despedimos también de ir al baño acompañados.

Pequeñas alteraciones a las que tenemos que ir acostumbrando con el tiempo y que se mantendrán no sabemos hasta cuando. Pero lo más llamativo es la forma de tapear, una costumbre muy típica en España. Ir a una terraza con tu grupo de amigos, ojear la carta y pedir una ración de bravas o de calamares, forma parte de nuestra forma de entender el ocio.

Ahora, según el capítulo IV, artículo 18 de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo «se podrán ofrecer productos de libre servicio, ya sean frescos o elaborados con anticipación, para libre disposición de los clientes siempre que sea asistido con pantalla de protección, a través de emplatados individuales y/o monodosis debidamente preservadas del contacto con el ambiente«. Esta cuestión es muy importante, ya que impacta con la tradición española, compartir los platos de las tapas.

Igual que nos hemos acostumbrado a llevar mascarilla, mantener la distancia social, evitar los besos y abrazos, ahora llega la tapa individual. Podremos con ello.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído