LAS COSAS DE LOS ZARRAPASTROSOS DE PODEMOS

Iglesias y Montero ponen en la ‘puta calle’ a sus guardaespaldas de la Guardia Civil

La caseta de la Benemétita que vigila el casoplón de los 'Ceaucescu de Galapar' está sin baño, sin calefacción y con fallos eléctricos

Iglesias y Montero ponen en la 'puta calle' a sus guardaespaldas de la Guardia Civil
La garita de la Guardia Civil ante el casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero, en Galapagar. EP

Los han puesto literalmente en la ‘puta calle’, sin baño y sin calefacción (Los guardias civiles de plantón ante el chalet de Pablo Iglesias se quedan sin calefacción en pleno invierno).

Un mes después que la Guardia Civil solicitara al Ayuntamiento de Galapagar poder instalar una caseta prefabricada con calefacción y baño para los agentes que vigilan el chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero, en la urbanización de La Navata, los problemas no han tardado en llegar (Alfonso Ussía insta a los «psicópatas» de Podemos a dejar el casoplón e irse a proteger a Maduro).

Según denuncia la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), los profesionales que prestan el servicio no cuentan con aseo, si bien, los dueños de la vivienda les permiten la entrada para que puedan hacer sus necesidades o beber agua (‘La Maldición del Casoplón’: todo lo malo que le ha pasado a Pablo Iglesias desde que compró el chalet).

La caseta se ha ubicado fuera del recinto, dado que Iglesias y Montero no han querido que se fijara en el interior (Ana Rosa Quintana se mofa de la baja paternal de Pablo Iglesias y estalla Podemos).

Los agentes señalan además los primeros fallos «con el grupo electrógeno», que funciona con gasolina para dotar de electricidad a este pequeño espacio.

Por otro lado, los vecinos de la finca se han quejado del ruido que provoca el generador de la caseta, por lo que la Guardia Civil ha dado orden interna de proceder a su apagado. Los residentes van a trasladar próximamente respectivas quejas sobre el ruido del generador ante el Ayuntamiento y la Guardia Civil.

Seguridad de la localidad

La semana pasada, el Ayuntamiento de Galapagar (PP) solicitó a la Delegación del Gobierno que incrementara el número de efectivos de la Guardia Civil en el municipio tras la llegada a la localidad de los líderes de Podemos

El Consistorio subrayaba que «no le compete» valorar o no la conveniencia o necesidad de vigilancia frente al domicilio de la pareja residente en Galapagar y por ello solicitaba «encarecidamente» a la Delegación del Gobierno que se «adopten las medidas oportunas» para velar por la seguridad de todos los vecinos de la localidad.

Desde el Gobierno explicaban que ha sido destinada «una parte importante» de los agentes «a la seguridad de un ciudadano en particular» y no a la seguridad de toda la población de Galapagar. En ese sentido, recalcaban «la magnífica e impecable» labor que realiza la Guardia Civil de Galapagar, «pese a las dificultades anteriormente expuestas», destacando además la magnífica colaboración conjunta con la Policía Local.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído