La ley de las tinieblas

¿Qué beben los asesinos
tras sus atroces tareas?
¿En qué pensarán, proscritos
de la ley de las tinieblas?

A través del caos, infames,
en sueños se regodean,
y a golpe de ojo encantado
te conducen a la hoguera.

Y cantan:
soy-soy
ciego
muy ciego
muy-muy

y si no te gusta
achantas la mui

¿No les llegarán ni ecos
de los cantos de la vida?
¿Por qué orientarán su magia
a nostalgias asesinas?

No ven ni piensan ni sienten,
ni padecen las consignas
de los oscuros misterios
de una lujuria infinita.

Y cantan:
soy-soy
ciego
muy ciego
muy-muy

y si no te gusta
achantas la mui

Formidables, atorrantes
en las aguas de la magia,
a través del caos, infames,
se regodean en la nada.

Tinieblas sin ley pregonan
con una cierta desgana:
sus horribles bocas mugen
al final de sus espaldas.

Y cantan:
soy-soy
ciego
muy ciego
muy-muy

y si no te gusta
achantas la mui

Interpretada por ANÓNIMOS (con la voz de Germán Coppini, que fue de Golpes Bajos), con música de Patacho.

Es una versión muy libre del poema “Horrible boca” de “Técnica y llanto”, de Carlos Edmundo de Ory que aquí reproduzco:

HORRIBLE BOCA

Soy-soy ciego muy ciego muy-muy
Estoy ciego en la ley de las tinieblas
Ya no sé ver y ya no sé pensar
Me llega solo el canto de la vida
Demasiado lejano atroz lejano
Golpe de ojo encantado me conduce a la magia
a través del caos formidable del no-ser
Misterio de mis sueños tan oscuros
Y lo que pienso detrás de mi espalda

Carlos Edmundo de Ory, Técnica y Llanto (Ocnos, 1971)

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído